Carnaval
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Oltra tiene la duda de Malbasic, con fiebre, para el partido ante el Osasuna leer

Burlonas entusiasma con su crítica

Las chicas de Adela Peña interpretaron dos temazos argumentados. El primero, una letra para exponer en la Casa del Carnaval.
H.G.
16/feb/19 6:28 AM
Edición impresa
Burlonas entusiasma con su crítica

H.G.

S ubieron rápido al escenario para aprovecharse del ambiente de Diablos, cuando ellas tuvieron que elevar la intensidad. Primer tema de letra argumentada, para exponer en la Casa del Carnaval; su segundo, rajazo más comercial a la medida de la final.

El primero fue un ataque en do mayor al presidente del Cabildo, Carlos Alonso, con atractivas expresiones para cuestionarlo, tales como mencey mejor pagado o artista del postureo. Una letra de desahogo, en la que le cantaron las cuarenta al mandatario insular. Comenzaron coqueteando con el público con la bandera de las ocho estrellas verdes, para a partir de ahí hacer un perfil político del mandatario, que después de coquetear con la derecha, gobierna en la actualidad con el PSOE, siendo nacionalista.

Gran momento fue la referencia a la decisión de Carlos Alonso de nombrar a la Virgen de Candelaria como presidenta de honor del Cabildo. Lejos de tirarse a la piscina de la demagogia, sacaron brillo y esplendor cuando recordaron las penalidades que soportan los jóvenes sin trabajo.

Y, como en la época dura de Singuangos o Trasnochados, recordaron escándalos de la gestión, en su opinión, como la situación del circuito del motor. El tema, una letra muy currada y con muchos argumentos, pero... de fase. Para escuchar, y encima teniendo que sortear algunos problemas de sonido.

En su segundo, fueron a buscar la magia con sus Payasos cuenta cuentos, que se convertía en alegría por el nivel de final. Comenzaron con Bermúdez, al que le iban a pintar la cara de Pinocho, para que no vuelva a engañar a los ciudadanos. Momento de esplendor, cuando recuerdan que el alcalde mintió sobre El Toscal, Cabo Llanos o la playa de Valleseco. Y sacaron su karaoke para lanzarle otro mensaje sobre sus incumplimientos.

Luego, al ritmo de Una gran noche, reprocharon que Fiestas se está cargando las noches de Carnaval. Y, al final, otra joya, en la referencia a la compra del edificio del Cabo Llanos, que demostró la habilidad del letrista David García para incorporar actualidad. En ese momento, se subieron dos escalones, y animadoras de la final, y con crítica, lanzaron otro viaje a la organización sobre la venta de entradas. Histórico primer tema, para la enciclopedia de criticones. Se puede criticar y pasarlo bien. Ellas lo demostraron.