Sociedad

El profesorado canario: valor en alza

Además de defender la excelencia de nuestra enseñanza pública, ANPE Canarias centra de manera prioritaria su actividad en la ayuda permanente al profesorado y en la defensa irrenunciable de sus legítimos intereses
14/mar/19 6:30 AM
Edición impresa

Desde el año 2014 ANPE Canarias representa a la mayoría del profesorado de la enseñanza no universitaria en nuestras islas, de acuerdo con los votos obtenidos en sucesivas elecciones sindicales del profesorado. Además, tras los últimos comicios del pasado diciembre, nuestra organización sindical se ha erigido como el sindicato mayoritario del sector docente no universitario, tanto en el Estado como en nuestra Comunidad Autónoma. ANPE Canarias constituye un sindicato profesional, exclusivamente dedicado al ámbito educativo de la enseñanza pública y completamente independiente, sin derivaciones políticas y sin subvenciones públicas, únicamente financiado por las cuotas de nuestra creciente afiliación.

ANPE apuesta por la innovación educativa como el reconocimiento a las buenas prácticas docentes, objetivo planteado en su consejo sindical autonómico. Esto supone una nueva apuesta para la enseñanza pública, ya que se ha pasado del reconocimiento exclusivo por parte de empresas, bancos y medios de comunicación a un espacio para el profesorado. Ello revierte en la mejora de la calidad de la enseñanza pública, al permitir que interesantes proyectos piloto gestados por profesionales del Archipiélago sean puestos en práctica por nuestros centros escolares.

Pero, además de defender la excelencia de nuestra enseñanza pública, este sindicato centra de manera prioritaria su actividad en la ayuda permanente al profesorado y en la defensa irrenunciable de sus legítimos intereses ante las diferentes administraciones educativas, con las que siempre mantenemos la negociación, sin desfallecimientos ni oposiciones ideológicas.

Por esta razón, ANPE Canarias reivindica desde las juntas de personal, mediante sus aportaciones en el Consejo Escolar de Canarias, a través de sus propuestas en las mesas de negociación y, cuando no existe otra salida, con denuncias ante los medios de comunicación, la lucha permanente por los derechos de los profesionales de la enseñanza pública. Con estas acciones buscamos y logramos muchas veces la unidad de acción sindical y, gracias a ella, la obtención de logros como el reconocimiento y abono del complemento retributivo por formación permanente (sexenios) y demás mejoras de las condiciones laborales del profesorado.

Sin embargo, nuestros avances no nos pueden hacer olvidar que la principal meta en los difíciles tiempos que corren para los profesionales de la enseñanza no puede ser otra que recuperar la dignidad que se merece el profesorado y el reconocimiento social de la profesión docente.

Finalmente, estamos empeñados en conseguir un objetivo a medio plazo, del que depende, sin duda, el mantenimiento de la calidad de nuestro servicio público educativo: el 5% del PIB para Educación en la Ley de Presupuestos Generales de Canarias para el ejercicio de 2022, como establece la Ley Canaria de Educación no Universitaria.

Confiamos en que la responsabilidad de todos los agentes sociales implicados en la educación nos permita alcanzar juntos esta meta.