Economía

REE refuerza el sistema para mejorar el suministro en Tenerife

Red Eléctrica ejecutará tres subestaciones y varias líneas con el objetivo de asegurar el abastecimiento de energía en la Isla, en especial en el norte y el área metropolitana.
M.G., S/C de Tenerife
22/mar/19 6:28 AM
Edición impresa
REE refuerza el sistema para mejorar el suministro en Tenerife

M.G., S/C de Tenerife

Red Eléctrica de España (REE) invertirá 487 millones de euros en Canarias durante los próximos tres años. Una parte de esta inversión se destinará a reforzar el sistema en Tenerife para garantizar el suministro de electricidad. Para ello, la empresa ejecutará tres subestaciones -la nueva Caletillas, El Rosario (Nueva Geneto) y Buenos Aires- y varias líneas, con la intención de descongestionar la actual subestación de Candelaria y asegurar el abastecimiento energético en la Isla, en especial en el norte y el área metropolitana.

El grupo que opera el sistema eléctrico español sostiene que fortalecer la red de transporte en Tenerife es uno de los requisitos necesarios que permitirá la transición energética de la Isla. A ello, explicó ayer su directora general de Transporte, Eva Pagán, durante antes de la reunión de la junta general de accionistas, se orientan los proyectos que pretende acometer la compañía, y que incluyen construir las subestaciones de Caletillas, El Rosario y Buenos Aires, así como una línea de doble circuito de 220 KV entre las dos primeras y varias de 66 asociadas a este nudo.

La actual subestación de Candelaria tiene una alta concentración de líneas y transformadores, lo que, a juicio del grupo presidido por Jordi Sevilla, puede comprometer la seguridad del suministro. Una parte de esas líneas se conectarán a la nueva Caletillas, una medida que, según las previsiones de REE, mejorará la estabilidad del sistema y el impacto visual en la zona.

Red Eléctrica mantiene en sus planes la futura ejecución de una central hidroeléctrica reversible en Tenerife con la que almacenar la potencia generada mediante fuentes renovables. Esta central de bombeo tenía como emplazamiento inicial la zona de Erjos, pero ahora se busca una ubicación alternativa. Pagán anunció ayer que la empresa prevé determinar durante este año la localización de esta infraestructura.

Entre tanto, REE continúa con la tramitación del cable submarino entre Tenerife y La Gomera para "mejorar la eficiencia y la fiabilidad en el suministro para el conjunto del sistema", así como favorecer la penetración de renovables. El proyecto de ejecución y el estudio de impacto ambiental se encuentran en su fase final. La compañía destaca la complejidad de esta interconexión, que en algunos tramos discurrirá por profundidades de 1.200 metros.

REE puso en servicio el año pasado las líneas y subestaciones de la red de transporte necesarias para la evacuación de la generación de los parques de generación incluidos en el denominado Plan Eólico. Se construyeron seis nuevas subestaciones y se ampliaron y reformaron otras dos ya existentes, aunque la empresa no descarta hacer "algún desarrollo adicional" en función de los nuevos parques que se instalen.

Más de 3.000 millones para la transición energética

Red Eléctrica de España invertirá 3.221 millones de euros en actuaciones de transición energética en todo el territorio español mediante el desarrollo de la red de transporte de alta tensión y la operación del sistema eléctrico. Esta cifra supone más de la mitad de la inversión total de 6.000 millones que la compañía prevé llevar a cabo en los próximos años dentro de su nuevo Plan Estratégico 2018-2022. De los más de 3.000 millones de euros, 1.538 se centrarán en la incorporación de energías limpias (el 47%), 908 millones reforzarán la fiabilidad de las redes de transporte y la seguridad del suministro, 434 millones se destinarán a ampliar las herramientas tecnológicas y digitales, 215 millones a impulsar los proyectos de almacenamiento y 54 millones a sistemas de control de la energía.

La generación libre de CO2 se eleva al 62%

La generación eléctrica peninsular sin emisiones de CO2 alcanzó una cuota del 62,5%, frente al 57% registrado en 2017. Este avance de la generación limpia se tradujo en un 15% menos de emisiones: se ha pasado de 63,8 millones de toneladas en 2017 a 54,2 millones de toneladas en 2018. Por lo que se refiere a los ciclos combinados y el carbón, éstos han disminuido su cuota en el mix eléctrico con respecto al año anterior en un 22% y 18%, respectivamente.