Sociedad

Unidos por amor al arte

José D. Méndez
15/abr/19 6:32 AM
Edición impresa
 

José D. Méndez

Lourivel, brasileño jubilado de 64 años, y Haridian, gomera de 18, comparten la pasión común de estudiar lo que les entusiasma en la Escuela de Arte y Superior de Diseño Fernando Estévez.

Lourivel Cardoso es la voz de la experiencia. A sus 64 años cumple lo de que nunca hay edad para aprender. Mientras, Haridian Padilla Correa representa la juventud a los 18 años. Él, brasileño de Salvador de Bahía, ha visitado 54 países, aunque "elegí vivir aquí, en Canarias"; ella, gomera de la capital, San Sebastián, vive la doble insularidad. Uno cursa el Grado de Cerámica -ya terminó antes Grabado Calcográfico-y la otra el de Revestimiento de Murales. Uno está de vuelta - "he llegado a un punto en el que digo y hago lo que quiero"- y la otra tiene toda la vida por delante. Sin embargo, pese a las diferencias, los une la pasión por el arte que desarrollan en la Escuela Fernando Estévez donde comienza el Camino del Hierro, en Santa Cruz.

El encuentro tuvo lugar en el taller de Cerámica con la complicidad del subdirector, José Ángel Trujillo Padilla. Lou -así le llaman- muestra con orgullo las obras que han salido de sus manos. La conversación la lleva el brasileño con su inconfundible deje portugués. Pero Haridian tercia cuando se habla de arte.

Haridian cuenta: "Aprendo a decorar, dar color y belleza a un espacio: una pared, un suelo...". Ya lo ha puesto en práctica: "El año pasado un grupo de estudiantes junto a otros chicos con discapacidad elaboramos el mural de Disa frente a El Corte Inglés". Y asegura: "Quiero seguir estudiando y en el futuro me gustaría dedicarme a la fotografía. Pero es complicado y en Canarias hay pocas salidas".

Haridian mostraba maneras desde niña pero Lou pensó "que no tenía la vena artística. Éramos siete hermanos y desde los 14 años trabajé y lo compaginé con los estudios de noche hasta entrar con 22 -el profesor más joven de Geografía, Urbana y Regional- en la Universidad Pontificia Católica de Salvador de Bahía. Como les decía siempre a mis alumnos, si quieres puedes". Añade: "Soy de la tierra de Carlinhos Brown y, como al 95% de los brasileiros, me gusta el Carnaval". Su país "es riquísimo pero mal gestionado, con 40 millones de personas que no tienen que comer. La miseria, que no pobreza como aquí, es útil en Brasil".

En 1977 "vine a España con mi abuelo extremeño que no volvió hasta que murió Franco y en 2002 llegué a la Universidad de Santiago de Compostela. Me jubilé allí tras cuatro décadas de docencia. En 2003 (Haridian tenía 3 años) vine de vacaciones a Tenerife y me enamoré de la isla y de su gente. De la luz, de Santa Cruz... Pero todas tiene un encanto único".

Muchos de los amigos de Lou en la isla estudiaron en la Escuela y le animaron a matricularse "para descubrir el mundo del arte y el universo especial que hay aquí" dice. Haridian lo corrobora.

Lou y Haridian tienen amigos comunes y se habían visto en el centro pero no se conocían. Este encuentro demostró una conexión profunda entre ellos porque están unidos por amor al arte.

Más de 800 estudiantes se forman cada año en la Escuela de Arte y Superior de Diseño Fernando Estévez. Entre ellos, Lou y Haridian que recuerdan a profesores como "Alexis, Santi, Yvette, Pilar..." y valoran "a la actual dirección porque sienten la escuela como propia". Para Lou, representante de las cuatro escuelas de arte de Canarias en el Consejo de Estudiantes, "a la Fernando Estévez le faltan incentivos para el conocimiento o sea inversión porque el arte no es barato". Anima "a los mayores que necesiten terapia ocupacional y a los jóvenes a venir a la escuela porque aporta conocimientos generales y artísticos, crecimiento personal y profesional y cultura". La directora de la EASD, María Jesús Delgado, cifra en 260 la media de alumnos de nuevo ingreso cada año y destaca la importancia que tiene la vocación en el éxito. "Cuando seguimos nuestras pasiones allanamos el camino", destaca. Por ese motivo, este año la campaña informativa de la escuela se basa en una pregunta que cualquier alumno debe hacerse antes de decidir qué estudiará: Y tú, ¿qué tienes en la cabeza?

Lourivel Cardoso

estudiante del grado superior de cerámica

Vine de vacaciones en 2003 y me enamoré de la isla y de su gente; de la luz, de Santa Cruz..."

Haridian Padilla Correa

Estudiante de revestimiento de murales

Me gustaría dedicarme a la fotografía, pero en Canarias es algo muy complicado"