Cultura y Espectáculos

Paloma San Basilio, en La Palma: "Siento la huella de la historia"

La cantante ha pasado unos días hospedada en el hotel Hacienda de Abajo, ubicado en el municipio de Tazacorte, y ha quedado tan impactada que ha prometido volver a la Isla.
N.F., S/C de Tenerife
2/may/18 6:13 AM
Edición impresa
 

N.F., S/C de Tenerife

No es la primera vez que viene a Canarias, ni mucho menos. Tampoco a La Palma. La cantante Paloma San Basilio es una asidua de las islas, pero siempre por trabajo. ¿El último? El estreno mundial en español de "Sunset Boulevard", las pasadas Navidades, en el Auditorio de Tenerife.

Pero sí que es la primera vez que disfruta por placer de nuestra tierra. "A La Palma había venido varias veces a cantar, y siempre me pareció que era un lugar maravilloso. Pero el caso es que nunca me había podido quedar para comprobarlo", nos dice en conversación informal en el hotel Hacienda de Abajo, en el que estuvo cuatro días alojada, aludiendo a que en las giras no se tiene nunca tiempo a nada.

No ha sido así esta vez, pues ha tenido tiempo para conocer a fondo no solo la zona del hotel, sino la capital, Santa Cruz de La Palma, así como Los Llanos de Aridane, el Puerto de Tazacorte, Fuencaliente, donde se "pateó" los volcanes, La Cumbrecita o Puerto Naos, donde se dio el primer baño de esta primavera.

"Siento el peso de la historia, de esa ida y vuelta con Hispanoamérica, a la que estoy tan unida. Para mí es un continente muy especial, y aquí lo noto", comentaba.

"Y encima en este hotel, rodeada de estas obras de arte, que me hacen sentir muy especial. Con estos jardines maravillosos. Me molesta hasta llamarlo hotel, pues es como una gran casa en la que te sientes invitada por su dueño, como una amiga. Es una sensación completamente diferente a la que tienes cuando vas a un hotel al uso", dice en su suite maravillosa, con vistas al océano Atlántico ante un mar de plataneras. "Esto es un paraíso, la arena de la playa, tan brillante? Me ha encantado. Está lleno de magia. Y una magia impregnada de unas culturas que a mí me fascinan. Estas calles que he visto en estos días no se parecen a ningunas de otras ciudades. Tengo claro que voy a volver. No sé cuándo, porque ahora llevo una vida complicada para los viajes, pero sí que tengo que hacerlo, pues me quedan muchas cosas por ver".

Se refiere Paloma a que ahora pasa gran parte del año en Los Ángeles, pues prácticamente se ha instalado en esa ciudad de California para vivir con su hija. Desde allí se desplaza a los muchos compromisos que tiene en Hispanoamérica, pero también viene a España, a su casa del Puerto de Santa María.

Respecto al "Sunset Boulevard" que estrenó en Tenerife y que no ha vuelto a representarse, confía en que se retome el proyecto de llevarlo a la península: "Sería una pena que no se viera fuera. Es una función maravillosa, que gustó muchísimo a los propios ingleses cuando vinieron a verla. Un gran esfuerzo por parte del Cabildo".

Una obra que no puede terminar así: fue el estreno mundial en español de este musical de Lloyd Weber, que en Broadway y en Londres han interpretado actrices como Glenn Close o Patty Lupone.

No fue la primera vez que la cantante estrenaba en nuestra tierra. Hace años ya comenzó la gira de "My Fair Lady", también en Tenerife. Luego fue a Las Palmas y ya dio el salto al resto de España. Está claro que le gusta Canarias.

Ahora, con este viaje a La Palma, la cantante consolida su vinculación con las islas. Como ha prometido volver, pues es solo cuestión de esperar. La Palma, una vez más, engancha. No hay duda.