Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP y Cs, a punto de cerrar el acuerdo de gobierno en Andalucía leer

Los Hispanos rompen el maleficio en su quinta final continental

España remonta a Suecia, que se fue con ventaja (12-14) al descanso El 5-1 defensivo en la segunda parte y el MVP Sterbik, fundamentales.
Efe, Zagreb (Croacia)
29/ene/18 6:15 AM
Edición impresa
Los Hispanos rompen el maleficio en su quinta final continental

La selección española de balonmano rompió el maleficio y, tras quedarse hasta en cuatro ocasiones a las puertas del oro, se proclamó ayer por primera vez en su historia campeona continental, al imponerse por 29-23 a Suecia en la final del Europeo que tuvo lugar en Croacia.

Una victoria que representa algo más que un simple triunfo, porque es la confirmación de un estilo de juego que viaja en una dirección diametralmente opuesta a las tendencias del balonmano actual, una manera de entender este deporte que, por fin, sirvió para que España se coronase como rey de Europa.

Desterrados quedaron los fantasmas de la derrotas sufridas en los Europeos de 1996, 1998, 2006 y la más reciente, hace tan solo dos años en el Europeo de Polonia.

Pero el balonmano debía un oro continental a los Hispanos y ayer se lo entregó, tras una final en la que, pese a los muchos padecimientos que sufrió en la primera mitad, España acabó por imponer su filosofía y su ritmo de juego.

Especialmente en defensa, donde el 5-1 por el que apostó Jordi Ribera en la segunda mitad, desarboló por completo a un conjunto sueco, que tan solo fue capaz de anotar tres goles en los veinte primeros minutos de la segunda parte.

Una cifra a la que contribuyó notablemente el portero Arpad Sterbik, MVP de la final, que con sus paradas acabó por ajustar un sistema defensivo que condujo a España a la victoria.

Con el oro, España aseguró su participación en el Mundial del año 2019 y en el Europeo del año 2020.

29-23

españa-suecia

España: Corrales; Solé (5, 3p), Gurbindo (1), Sarmiento (1), Raúl Entrerríos (4), Valero Rivera (1) y Aginagalde (1) -inicial- Sterbik (ps), Balaguer (5), Alex Dujshebaev (4, 1p), Cañellas (-), Morros (-), Goñi (1), Ariño (4), Gedeón Guardiola (1) y Figueras (1).

Suecia: Appelgren; Ekberg (4, 1p), Arnesson (1), Darj (-), Nielsen (5), Henningsson (2) y Wanne (3) -inicial- Palicka (ps), Jeppsson (1), Tollbring (-), Petersson (-), Gottfridsson (2), Cederholm (-), Otslund (-), Zachrisson (3) y Nilsson (2)

Árbitros: Gubica y Milosevic (CRO). Excluyeron por dos minutos a Gurbindo y Morros por España; y a Zachrisson y Darj (2) por Suecia.

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 4-5, 5-7, 7-9, 10-12 y 12-14 (descanso) 15-14, 18-15, 20-16, 13-17, 26-20 y 29-23 (final).

Incidencias: Arena de Zagreb.