Deportes

"Fue un honor defender este escudo"

Joseba Etxeberria tiene previsto ofrecer una rueda de prensa de despedida, pero avanza que está "agradecido" a quienes le hicieron sentir "como en casa en esta aventura" como entrenador del Tenerife.
El Día, Santa Cruz de Tenerife
18/sep/18 6:21 AM
Edición impresa
"Fue un honor defender este escudo"

No llegó ni a un mes el recorrido de Joseba Etxeberria como entrenador del Tenerife en la temporada 2018/19, período en el que el equipo disputó seis partidos, cinco de Liga y uno de Copa del Rey, y no logró ganar ninguno.

En el mediodía de ayer, en la víspera del que iba a ser el punto de partida de la preparación de la visita al Córdoba de este sábado, el técnico fue citado en las oficinas del Rodríguez López y recibió la confirmación de una noticia que ya estaba corriendo por las redes sociales. "El Tenerife y Joseba Etxeberria finalizan su relación contractual", publicó luego la entidad blanquiazul en su página web.

Acompañado por el preparador físico Roberto Cabellud y el técnico auxiliar Jorge Pérez, que también quedan desvinculados, Etxeberria abandonó la sede del Tenerife sin eludir el encuentro con los periodistas, a los que prometió una rueda de prensa que, en principio, no se llevará a cabo hoy. "Estoy jodido, pero esto es lo que hay", se limitó a añadir.

No obstante, estando dentro del estadio ya se había expresado en su cuenta de Twitter. "Tras confirmarse mi destitución, quiero agradecer a toda la gente que me ha hecho sentir como en casa en esta aventura. Ha sido un honor defender este escudo. Desearle mucha suerte a toda la familia Txitxarrera. Muchas gracias por todo!! Vamos Tete!!", redactó.

Fue el resultado de una decisión tomada por el consejo de administración del club, que se reunió por la mañana, con el presidente Miguel Concepción, al frente, para analizar el decepcionante inicio de temporada del Tenerife, que ocupa el decimonoveno puesto de la clasificación (el sábado entró en la zona de descenso) con tres puntos, los sumados en los empates con el Nástic (1-1), Almería (1-1) y Deportivo (2-2). En los otros dos encuentros, el equipo perdió por 1-0, en Málaga y el pasado sábado en el Heliodoro ante el Reus. Para colmo, el representativo cayó eliminado en la Copa del Rey frente al Cádiz, la semana pasada, al ceder por 1-2 en una eliminatoria a partido único disputada en casa. En todos esos choque siempre fue el adversario el que marcó primero.

Así se establece un punto y seguido, ahora con José Luis Oltra, en un proyecto que el Tenerife encomendó a Etxeberria al ofrecerle la renovación de su contrato -hasta junio de 2019- el pasado 31 de mayo. Las partes habían unido por primera vez sus caminos el 5 de febrero, tras el despido de José Luis Martí. Alfonso Serrano apostó por un sustituto sin experiencia como entrenador en el fútbol profesional. Joseba asumió el desafío inicial de alejar al Tenerife de los puestos de descenso. Con una racha de siete victorias y un empate en sus nueve primeros partidos, Etxeberria llegó a situar al Tenerife a dos puntos de la zona de promoción. Pero la remontada se enfrió con una serie de tres derrotas y un final de Liga en el que el equipo sumó solo siete puntos de 15 posibles.

Si se analiza la trayectoria de Etxeberria en el Tenerife sin tener en cuenta el cambio de temporada, llama la atención el tramo de los últimos catorce partidos, a partir del 2-0 al Sevilla Atlético de la Liga pasada, por la existencia de un único triunfo, ante el Sporting en la jornada número 40 de la 18/19.

Aunque las estadísticas no eran su mejor aliada, Etxeberria no salió hundido del tropiezo más reciente (0-1 ante el Reus). "Energía tengo para regalar", advirtió minutos después de esa derrota. Lejos de rendirse, afirmó que no pensaba en una decisión drástica de los dirigentes, aunque también recordó que "el fútbol depende de los resultados y estos están siendo muy malos". Por lo visto, demasiado para los rectores del Tenerife.