Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP acuerda con Clavijo apoyar los presupuestos de 2019 que recoge bajada del tipo general del IGIC leer

Los pilotos españoles se sentarán con Ryanair para negociar un convenio colectivo

La aplicación de la legislación laboral española está sobre la mesa
Madrid, Europa Press
13/sep/18 18:16 PM
eldia.es
RYANAIR

El Sindicato Español de Pilotos (Sepla) se sentará a negociar este viernes con Ryanair un convenio colectivo, que podría incluir la aplicación de la legislación laboral española según lo expresado por la aerolínea.

Ryanair envió una carta al sindicato Sepla el 27 de agosto en la que abría la puerta a negociar un convenio colectivo, seguridad social y legislación laboral española, pero sin compromisos concretos, en un intento de desbloquear las conversaciones con sus pilotos en España.

Finalmente, la fecha de la reunión se ha retrasado hasta mediados de mes debido a que el sindicato ha tenido que consultar con sus abogados los efectos de volver a la mesa de negociación sobre el proceso judicial que se sigue en la Audiencia Nacional (AN).

Fuentes del sindicato han explicado a Europa Press que son "poco optimistas" pero que acudirán para demostrar su "buena fe" y "escuchar lo que tengan que decir".

Las mismas fuentes señalan que para ganarse su confianza, Ryanair debería estar dispuesta a firmar unas bases previas a la negociación que contemplen sus demandas: el reconocimiento de los sindicatos como parte negociadora y la aplicación de la legislación laboral española.

"Y a partir de ahí a negociar, a hablar y a construir", apuntan desde el Sepla, que ven con cautela este acercamiento ante el temor de que sea una "estrategia" de Ryanair para frenar su demanda, que no retirarán hasta que no se firmen compromisos por escrito.

A finales de julio, con las negociaciones ya rotas desde hacia meses, el Sepla demandó a Ryanair ante la AN para reclamar por vía judicial contratos bajo legislación laboral española y la negociación de un convenio, frente a las convocatorias de paros del colectivo de este verano.

Por otro lado, Ryanair y los sindicatos USO y Sictpla que representan a los tripulantes de cabina (TCP) en España se reunieron en Roma el pasado 7 de septiembre con sus homólogos italianos, portugueses, belgas, holandeses, y alemanes, para valorar las huelgas del mes de julio y agosto y decidir nuevas movilizaciones, que finalmente, como se ha confirmado este jueves, se llevarán a cabo el próximo día 28.

PRIMEROS ACUERDOS

De momento, las relaciones de Ryanair con sus pilotos se encuentran en mejores términos que con los tripulantes de cabina, con los que aún no ha firmado ningún acuerdo más allá del reconocimiento de algunos sindicatos en varios países.

De hecho, en los últimos días, la aerolínea ha aprobado el primer convenio colectivo de pilotos en toda Europa, tras el acuerdo con el sindicato ANPAC, que representa a parte de los pilotos con sede en Italia --su segundo mercado europeo más importante después de España--.

Además, también han firmado otro convenio colectivo con sus pilotos en Irlanda, representados por Forsa, con el que ha puesto fin a un conflicto que ha generado cinco huelgas durante este verano y que les llevó a anunciar un plan de recortes que afectaría a 300 trabajadores, que finalmente no se llevará a cabo.

Sin embargo, las relaciones de Ryanair con sus pilotos alemanes están en peor situación, hasta el punto de que el sindicato Vereiginung Cockpit (VC), junto a Ver.di, que representa a más de 1.000 TCP del país, realizaron un paro de 24 horas este miércoles, que anunciaron con apenas un día de antelación. Esta movilización le costó la 'low cost' 150 cancelaciones de vuelos, de los que 44 eran con origen o destino en España.

A esto habría que sumar la huelga europea de pilotos de agosto, la más grande de la historia de la aerolínea, en la que se movilizaron trabajadores de Alemania, Bélgica, Suecia, Holanda e Irlanda y que se saldó con 400 vuelos y 67.000 pasajeros afectados. Con anterioridad, pararon sus TCP en cinco mercados, entre ellos España, lo que provocó la cancelación de otros 400 vuelos.