Internacional
VENEZUELA

El chavismo recibe apoyos tras un atentado del que sigue culpando a la oposición

Caracas, EFE
14/ago/18 7:10 AM
eldia.es
Cristian Hernández (EFE)

El chavismo gobernante en Venezuela recibió hoy el apoyo de miles de personas que marcharon por varias calles de Caracas para respaldar al jefe de Estado, Nicolás Maduro, tras el atentado fallido que sufrió el pasado día 4 y en el que, según el oficialismo, hay más opositores involucrados.

"Es una de las movilizaciones más grandes de los últimos 10 años", ponderó Maduro sobre la manifestación en Caracas, a la que no acudió y que de forma atípica recorrió varias zonas del este de la capital, consideradas bastiones de la oposición.

El gobernante venezolano dijo que la movilización es una suerte de "repudio a ese crimen horrendo que intentó cometerse" cuando él encabezaba un acto público con militares y explotaron dos drones cerca de la tarima presidencial.

Por su parte, el jefe de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, denunció que "otros" sectores de la oposición de su país están involucrados en el atentado, por el que se ha acusado a dos diputados del partido Primero Justicia (PJ).

"En los teléfonos está toda la información y toda la comunicación que es parte de la investigación que tiene que llevarse adelante (...) porque no solo es Julio Borges y (Juan) Requesens -de PJ-, hay otros sectores de la oposición que están metidos en el magnicidio", aseveró.

Desde la marcha en Caracas, el también considerado número dos del chavismo reiteró, al igual que Maduro, la acusación al anterior presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de estar también involucrado con el atentado.

"El expresidente Santos tiene mucho qué decir, fue en una hacienda, en una hacienda en Colombia donde se entrenaron y todavía se entrenan grupos paramilitares para atacar a nuestro país, el actual presidente de Colombia lo ha dicho públicamente, que hará lo que tenga que hacer para salir de Nicolás Maduro", dijo.

Además, Cabello indicó que "hay un intento mundial de acabar" con la vida de Maduro y señaló que si Estados Unidos niega su participación en este atentado entonces "hay que pensar que participó".

"Cuando el imperialismo norteamericano, uno de sus voceros, sale hablando que la detención de Juan Requesens es ilegal es porque en Estados Unidos no lo hubiesen metido preso, lo hubiesen matado para que no hablara", apuntó en referencia a la declaración que hizo el sábado el Departamento de Estado estadounidense.

Asimismo, negó que el diputado Requesens esté recibiendo tratos crueles en su lugar de retención, ante las denuncias de la oposición.

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) acusó al Gobierno de querer instaurar una espiral de violencia en el país y de promover "el resquebrajamiento de la justicia", al señalar que se están violando las leyes y se atropella el Estado de Derecho.

"Perseguir, someter y enjuiciar arbitrariamente es el componente que se observa, mientras hay una multitud de pueblo que pide alimentos, medicamentos, luz eléctrica, transporte público, gas, sueldos dignos, detener la inflación", dijo la CEV, que lamentó que los que se sienten con poder estén usando la "violencia represiva".

Los obispos recordaron, en ese sentido, que "la dignidad de la persona y los derechos fundamentales a ella inherentes no pueden negarse nunca", y por lo tanto quien es privado de libertad tiene derecho a la integridad física y psicológica y a las relaciones familiares y sociales.

Este recordatorio de los obispos, que no hace alusión a ningún caso específico, se produce también en momentos en que la oposición venezolana ha denunciado que el diputado Requesens, detenido por el atentado a Maduro, ha sido sometido a tratos crueles y que se le ha negado la visita de sus familiares y abogados.

El Foro Penal, un grupo de abogados que defiende a los considerados presos políticos de Venezuela, informó esta noche de que cerca de las 22.00 hora local (02.00 GMT del martes) todavía se realizaba la audiencia de siete detenidos por el caso del atentado.

A través de Twitter, indicaron que Requesens y otras seis personas están finalmente ante un juez, después de haber pasado cinco días desaparecidos según familiares y abogados.

VENEZUELA