Charo Borges y su último artículo en “SEPTENA”

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. joseca dice:

    Es una pena que una persona que sabe tanto de baloncesto femenino y que lleva metida toda su vida en esto cierre ese blog tan ameno que desde que nos enteramos por Basketmanía de su existencia solemos visitar para leerlo.
    Pero bueno, si esa es su voluntad, lo único que me permito pedirle como aficionado al baloncesto es que no deje de escribir y si no lo hace en su blog, que lo haga en otros medios como Basketmanía, que a todos nos gustaría seguir leyéndola. Un abrazo y muchas Felicidades por los buenos ratos que nos ha hecho pasar hasta hoy.

  2. Charo Borges dice:

    Tengo que seguir agradeciendo, encarecidamente, los amables comentarios de los ilustres basketmaníacos, como joseca, y aclararle, si me lo permite, que no es cuestión de querer, o no querer, continuar con mis relatos. Es sólo que comencé a jugar, como federada, en 1966, y que terminé de hacerlo en 1978, y que mi única intención fue contar todo lo vivido en el tiempo que transcurrió entre uno y otro año. Son relatos que tienen un principio y un final muy precisos y, lógicamente, lo que hubo antes y después de esas fechas sólo podría conocerlo a través de la experiencia de otras personas, lo que hace que el objetivo de mi blog ya sea otro diferente al que me movió a hacerlo.
    También quisiera aclararle que mi dedicación al baloncesto sólo se dio entre los años citados y que no mantuve un contacto habitual con él, después de mi retirada. Me hubiera gustado enseñar los fundamentos básicos a niñas y niños, pero los derroteros profesionales que elegí para cumplir con mi vocación de profesora no fueron los del deporte y no pude compaginar mi especialidad académica con mi experiencia deportiva. Las dos me merecían un gran respeto y las dos exigían una dedicación plena, por lo que hube de decantarme por la que más aseguraba mi futuro laboral. Confieso que me costó renunciar a una de ellas, pero me queda la satisfacción de haber vivido todo lo que ya les he contado.
    De lo que sí estoy segura es de que seguiré siendo una basketmaníaca más y siempre que la ocasión lo permita o lo sugiera, seguiré haciendo algún que otro comentario para no perder la costumbre.
    Gracias, muchas gracias, de nuevo, por el interés mostrado, y un saludo muy cordial, señor joseca.

  3. Charo Borges dice:

    Amigo Agustín, como siempre, eres excesivamente gentil conmigo. Gracias por tu elogiosa presentación a mi última entrada y que, una vez más, tienes a bien reproducir en tu espacio.
    Siento que te cueste admitir mi despedida, pero es que mis historias vividas con el baloncesto, se acaban con mi retirada. Lo que hubo después, lo desconozco porque no estuve allí y, por lo tanto, no lo puedo contar.
    Ese fue mi objetivo desde el principio: narrar todo lo que recordaba desde mis primeros pasos baloncestísticos en el Colegio, hasta que colgué mis últimas botas para dejar la actividad deportiva, y creo haberlo cumplido. No es que no quiera continuar, sino que se terminaron los argumentos.
    En cuanto a esa deuda de que hablas, me encanta la idea de saldarla. Así que, cuando quieras, estoy a tu disposición para tratar el tema. Como siempre, el más cordial de mis abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? *