Canarias
LO ÚLTIMO:
Ocho aeronaves trabajan en un incendio en Sierra de la Culebra (Zamora) leer

Los pediatras piden coordinar la atención primaria y hospitalaria

En Gran Canaria hay un sistema de trabajo común desde hace 20 años, pero en Tenerife es inexistente En 10 años, el déficit de especialistas se podría situar en el 60% en las Islas.
V. Pavés, S/C de Tenerife
6/jun/18 6:23 AM
Edición impresa
 

El 30% de las consultas de pediatría en Atención Primaria son atendidas por médicos no especialistas. En 10 años, si no se imponen medidas paliativas, la cifra podría llegar a rozar el 60%, ya que en esta década se jubilarán casi la mitad de los profesionales que actualmente ejercen su labor médica como pediatras.

En Santa Cruz de Tenerife, una de las soluciones más rápidas sería la de coordinar las áreas de atención primaria y hospitalaria en esta especialidad. Un sistema que, sin embargo, lleva implantado en la provincia de Las Palmas de Gran Canaria desde hace 20 años . "Deberíamos tener un único proceso y que todos los pediatras tanto de Atención Primaria como Hospitalaria estuvieran en la misma sintonía para ofrecer la mayor calidad asistencial", remarcó Jorge Gómez Sirvent, jefe del servicio de Pediatría del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria. En el estado actual, "el proceso de tratamiento del niño se rompe".

Gómez Sirvent compareció ayer junto a Luis Ortigosa, presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría de Santa Cruz de Tenerife, Agustín Graffigna, presidente de Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias (ApapCanarias) y Carlos Ormazábal, jefe del servicio de pediatría del Hospital Universitario de Canarias (HUC). Allí, los representantes establecieron las líneas de actuación ante el problema de la falta de especialistas en Canarias.

En esta línea, los especialistas abogaron también por reagrupar a varios pediatras en un solo centro para evitar la "soledad" de los profesionales en sus puestos de trabajo. "Un solo pediatra para atender a una zona, es una solución mucho peor desde el punto de vista formativo, de permisos, de satisfacción personal, que si se abogara por agruparlos en un centro para atender a la población de esta zona", insistió Agustín Graffigna.

El presidente de ApapCanarias, también defendió otorgar mayor capacidad diagnóstica a los profesionales que ejercen en Atención Primaria, pues los recursos allí son limitados. Asimismo, reclamó, junto a sus compañeros, hacer más "atractiva" la especialidad de pediatría de cara a trabajar en centros de salud. Y es que, aparte de que muchos médicos que acaban la residencia deciden abandonar la isla en busca de un mejor futuro laboral, muchos otros se quedan en los hospitales, ya que durante el MIR trabajan más en este ámbito. Además, la atención hospitalaria les da la oportunidad de subespecializarse e, incluso, investigar. Algo que, de momento, no está contemplado en primaria.

las propuestas

Centros de Agrupación. Esta iniciativa, que ya se ha puesto en marcha en Cataluña y que es "factible" en Canarias, consistiría en reunir a todos los pediatras de una zona en un mismo centro.

Adecuada coordinación. Se debe coordinar la atención primaria y hospitalaria en Tenerife. Los pediatras piden un soporte administrativo que les ayude en esta tarea.

Incentivos para los MIR. Algunas propuestas para captar a los nuevos médicos residentes en Atención Primaria es mejorar la capacidad diagnóstica en los centros de salud o permitir la investigación en los mismos.

Cinco años de residencia. Otra de las propuestas de los pediatras es la de ampliar a cinco los años de residencia para estos especialistas, para abordar la subespecialización.

Una parte de ese 30% de plazas de pediatría que no están siendo cubiertas por pediatras, las están copando médicos extracomunitarios -es decir, de países de fuera de la Unión Europea- a los que han homologado su título de medicina "de manera casi automática".

El problema es, como afirmó Luis Ortigosa, presidente de la Sociedad Canaria de Pediatría, que actualmente no existen "recursos específicos" para que se les reconozca la especialidad. Aunque este médico, igual que el resto de facultativos de familia, es válido para ejercer el trabajo, los pediatras apuestan por ser ellos quienes atiendan a los menores.

"El pediatra es el mejor médico para atender al niño y al adolescente", reivindicó Luis Ortigosa, quien afirmó que "el modelo sanitario ha ido demostrando claros, reconocidos y documentados beneficios para la salud" de estos pacientes.

Por ello, los pediatras consideran necesario establecer un recurso para poder reconocerles la especialidad. Este reconocimiento, como afirmaron los especialistas, podría realizarse por medio de un examen o mediante una formación específica en pediatría.

Entrevista a Agustín Graffigna, presidente de la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Canarias (El Día por Delante, José Moreno)