Canarias

El impacto del cambio climático en la flora de Tenerife y Gran Canaria será evaluado

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
7/sep/18 12:18 PM
eldia.es
Tajinaste Florido./CEDIDA.

La consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, a través de la Viceconsejería de Medio Ambiente, ha solicitado un estudio a la Fundación General de la Universidad de La Laguna para analizar el impacto del cambio climático en la flora de Tenerife y Gran Canaria y profundizar sobre la vulnerabilidad de la biodiversidad canaria.

El estudio, que estará cofinanciado por el Gobierno de Canarias y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional-Canarias 2014-2020, tiene como objetivo final recopilar información para dar respuesta a las principales incógnitas sobre el impacto del cambio climático en la biodiversidad vegetal del archipiélago y en el conjunto de los ecosistemas.

Para ello, un equipo dirigido por Juana María González Mancebo, doctora en Biología y profesora titular del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología de la ULL, abordará modelos estadísticos que delimiten el nicho climático de especies endémicas e invasoras de Tenerife y Gran Canaria, que son las islas que en la actualidad poseen datos climáticos más precisos.

Así, se pretende modelizar el impacto del clima en la distribución de las especies bajo diferentes escenarios futuros de cambio climático, utilizando para ello 200 especies de las dos islas mencionadas, que incluyan tanto taxones representativos de los distintos ecosistemas, como especies a priori vulnerables al cambio climático y especies invasoras.

El conjunto de datos obtenidos permitirá hacer un análisis territorial de vulnerabilidad al cambio climático, informa el Gobierno en una nota.

Los cambios en los regímenes de temperatura y precipitación están interactuando con la biodiversidad a todos los niveles, resultando en cambios de distribución de las especies, fenología, productividad, interacciones entre especies y pérdida de hábitats, incluso dentro de los límites de los espacios protegidos, señalan desde el Ejecutivo.

Así, conocer qué hábitats y áreas experimentarán mayor vulnerabilidad y qué especies y poblaciones son más susceptibles de riesgo es una herramienta necesaria para incorporar nuevas perspectivas para la conservación de la biodiversidad.

De igual forma, los cambios en la distribución de las especies invasoras pueden ser cruciales para la conservación de la biodiversidad endémica.

METODOLOGÍA

Para desarrollar este proyecto, los técnicos de la Fundación General de la Universidad de La Laguna realizarán una selección de 200 especies de flora endémica e invasora de las islas de Gran Canaria y Tenerife, basada en su abundancia y distribución actual, así como de su potencial respuesta al cambio climático.

Por otro lado, construirán modelos de distribución de las especies seleccionadas bajo diferentes escenarios que se podrían derivar de las consecuencias del cambio climático en las islas.

Posteriormente, realizarán una valoración territorial en función de los resultados obtenidos.