Canarias

El sector de las ITV busca un acuerdo que evite la huelga

Sindicatos y empresas comienzan a dialogar y se citan para un próximo encuentro tras el aplazamiento del paro en las estaciones.
M.G., S/C de Tenerife
11/oct/18 6:28 AM
Edición impresa
 

Las empresas que desarrollan la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y los representantes de los trabajadores mantuvieron ayer una "primera toma de contacto" en su intento de alcanzar un acuerdo que evite la huelga en el sector, cuyo inicio estaba previsto para el pasado viernes pero que ha sido aplazado a la espera de encontrar una solución que convenga a ambas partes.

El encuentro ha sido auspiciado por el Gobierno canario, representado por la Dirección General de Trabajo y la Consejería de Economía e Industria. "El objetivo era acercar posturas y sentarnos todos a la mesa, y ha ido bastante bien", indicó Abel González, de Comisiones Obreras, sindicato que tomó parte en la cita junto a Intersindical Canaria. Por su parte, el secretario general de la Federación de Empresas del Metal y las Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete), José González, calificó el encuentro de "muy positivo".

La reunión de ayer -en la que participaron cinco empresas, tres de ellas asociadas a Femete- tuvo un carácter previo al arranque de las negociaciones. Las organizaciones sindicales no han planteado aún sus reivindicaciones de manera formal, por lo que la patronal prefirió no emitir un juicio sobre ellas. "No era el momento de negociar, sino de crear primero un ambiente de diálogo", aclaró el representante de CCOO.

Una vez iniciado el diálogo, las partes han acordado mantener un próximo encuentro, cuya fecha todavía no ha sido fijada, "para ver si es posible continuar acercando posturas", señaló Abel González.

"Veo posible el acuerdo. Si no lo ves posible, es mejor no sentarte", apuntó el portavoz de Femete. José González recordó que la organización tiene décadas de experiencia en convenios y que, pese a que las demandas parecieran en un principio "estratosféricas", las negociaciones terminaron con resultados positivos. La patronal, sin embargo, no coincide con los trabajadores -cuyas demandas considera "lícitas y defendibles"- en que el sector de las ITV esté "desregulado".