Canarias
LO ÚLTIMO:
Al menos 11 heridos tras descarrilar un tranvía en Lisboa leer

Malestar en sectores del PP por el papel de Llanos y el giro a la derecha

Aunque fue designado por unanimidad como director de campaña y tiene el apoyo de dirigentes claves, su protagonismo preocupa a otros que creen que deben mirar más al centro.
Álvaro Morales, S/C de Tenerife
29/oct/18 6:26 AM
Edición impresa
 

Se muestra convencido de que tienen al mejor candidato a la presidencia regional, que pueden ganar en 2019 y que era imprescindible para el PP recuperar, a través del triunfo de Pablo Casado, principios básicos de la derecha para ser, de verdad, una formación de centroderecha fundamentada en el "humanismo cristiano de tradición occidental". El director de campaña de los conservadores en las Islas y exedil de Santa Cruz de Tenerife, Ángel Llanos, considera, tal y como reflejó en la entrevista publicada ayer en este periódico, que el mensaje del partido se diluyó mucho por contentar a las visiones más centristas y que, de hecho, así lo reflejan los resultados y las encuestas. Sin embargo, su elección y vuelta a la primera línea no ha sido vista de igual manera en todos los sectores de la formación en Canarias y, según ha constatado EL DÍA de diversas fuentes, hay dirigentes y miembros con peso que la creen un error, temen fugas de cuadros medios a otros partidos, sobre todo a Cs, y alertan de un retroceso electoral por no mirar con intensidad hacia posiciones más templadas.

Las fuentes consultadas recuerdan que, pese a la victoria de Casado en el congreso extraordinario con su tesis de aglutinar todo el voto que no esté en la izquierda, tal y como hizo en su día Aznar, en Canarias ganó en las primarias con holgura Soraya Sáenz de Santamaría, que casi dobló al actual líder del PP, sensibilidad, por tanto, a tener más en cuenta.

Aunque fue prudente, el candidato a la presidencia regional, Asier Antona, apostó por la exvicepresidenta y el triunfo final de Casado le dejó expuesto. No obstante, y como con el candidato regional en Andalucía, Juan Manuel Moreno, que también respaldó a Santamaría, la nueva dirección nacional confirmó al palmero como cartel electoral en las Islas, si bien esa será su gran reválida y, de tener un mal resultado o no cogobernar, se le da por amortizado y sustituido después.

En este proceso, Antona apostó por Ángel Llanos para llevar su campaña en las Islas y su designación fue respaldada por unanimidad en la dirección regional. Es más, cuenta con el apoyo de buena parte de los dirigentes claves y sus defensores recalcan que el sentir es mayoritario, casi aplastante, entre los afiliados, que suelen ser más fieles a los principios ideológicos.

Sin embargo, las fuentes insisten en que el protagonismo que ha ganado de golpe, tras alejarse de la política activa desde 2011, es un error y que el giro a la derecha que representa también les puede pasar factura porque el caudal de votos que se sitúan en el centro es mucho mayor que el existente en los caladeros más conservadores. El runrún, malestar y, según algunas fuentes, hasta cierta contestación interna no se centra solo en la figura de Llanos, sino que mira directamente a Antona, al que se le reprocha que le haya designado para contentar a Génova y, en el fondo, en contra de sus propias convicciones.

Algunos de los populares consultados confirman que la impresión crítica ha pululado. Aunque Llanos prefirió ayer no hacer declaraciones a EL DÍA, algunos de sus partidarios dicen ser mayoría, pero la situación no deja indiferente y la preocupación electoral crece entre los críticos. Además, alertan de que, consciente del panorama, Cs intensifica sus intentos de captar a disconformes con la senda (algunos de peso) y temen que, al menos en cuadros medios, haya bajas o más desencanto.

La visión crítica se da, sobre todo, en sectores de Gran Canaria y Tenerife. Según algunas fuentes, hasta se ha puesto en duda la continuidad o, al menos, la conveniencia de Antona como cartel, si bien en este caso se mezclan los que le apoyaban antes en su apuesta por Santamaría con los que no lo veían como el mejor candidato por preferir la línea de Casado y su vuelta a los orígenes y fundamentos. En todo caso, fuentes de las dos visiones tienen claro que será el aspirante a la Presidencia regional y que, eso sí, su futuro pasa por lo que ocurra en mayo.

Las voces críticas, como sospechan algunos de los que defienden a Llanos, no proceden solo de dirigentes que temen quedarse fuera de listas o relegados a puestos secundarios, sino de integrantes del partido que tratan de dar una perspectiva más general y ligada al pálpito social. Unos afiliados con trayectoria relevante en el partido y en cargos públicos que consideran que Llanos, tras su paso por áreas como la Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz, y lo que representa socialmente, dada su apuesta ideológica más conservadora, no es lo que necesita ahora el PP isleño, por mucho que no vaya en listas.

Paso a un lado de Tavío, aunque seguirá en el PP

Parece coincidir con la vuelta de Llanos a la primera línea y hasta habrá quien lo relacione, aunque, por lo sondeado por EL DÍA, no hay vinculación. No obstante, lo cierto es que la que fue su sucesora en el PP de Santa Cruz, que encima le ganó por primera vez las elecciones en votos a ATI-CC en 2011, Cristina Tavío, lleva tiempo pensando en alejarse precisamente de esa primera línea. Aunque prefiere no hacer declaraciones, otras fuentes dan por hecho que ese paso se producirá en breve (antes de 2019) y que Tavío se centrará en su labor docente en la Facultad de Derecho de La Laguna, tras lograr recientemente la plaza a la que aspiraba. La actual diputada regional aún tiene proyectos de ley e iniciativas pendientes que pretende cristalizar, pero todo apunta a que se alejará en breve del primer plano tras recibir un duro y, para ella, inesperado golpe por la gran diferencia que le alejó de Antona en su disputa de la presidencia regional del PP. Eso sí, y frente a voces que la vinculan a Cs y a alguna candidatura de relieve, a EL DÍA ha trascendido que su intención no pasa por abandonar, en ningún caso, el PP, que seguirá afiliada (y más con la situación política nacional), y que, en tal caso, cree que aún es joven, que la política es muy cambiante y que puede retomar con fuerza la primera línea en el futuro.