Canarias

PSOE y Podemos anuncian enmiendas a la totalidad al presupuesto canario

Santa Cruz de Tenerife, EFE
6/nov/18 15:34 PM
eldia.es
La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, antes de comenzar la comisión parlamentaria donde explicó el proyecto de ley de presupuestos de la comunidad autónoma para 2019./Cristóbal García (EFE)

El PSOE y Podemos han anunciado hoy la presentación de sendas enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de presupuestos autonómicos para 2019, también criticado por NC, durante el trámite de presentación de las cuentas en comisión parlamentaria por parte del Gobierno regional, que cuenta con el apoyo de CC, PP y ASG para sacarlos adelante.

El menor crecimiento porcentual de las partidas de sanidad (2,64%) y educación (4,1%) en relación al aumento global del presupuesto (6,8%) ha sido una de las principales críticas de la oposición a las cuentas del Gobierno, cuya consejera de Hacienda, Rosa Dávila, ha reivindicado el aumento del 21% en las políticas sociales y las rebajas fiscales, valoradas en casi 150 millones de euros.

Rosa Dávila ha indicado que el proyecto presupuestario se ha realizado con prudencia, por una previsible desaceleración del crecimiento económico al 1,9% y por la incertidumbre sobre si habrá presupuestos estatales, nuevo sistema de financiación autonómica o flexibilización de la regla de gasto.

Si se flexibilizara la regla de gasto y se autoriza a Canarias a gastar el superávit presupuestario acumulado de 498 millones de euros, el presupuesto de 2019, actualmente situado en 8.799.731.255 euros, crecería un 14,7%, en lugar del 6,8%, indicó.

Esos nuevos fondos procedentes del superávit podrían destinarse, según anunció Rosa Dávila, a servicios públicos como educación, que se acercaría un poco más al 4% del PIB como ha pedido el Parlamento, pero que en las cuentas del Gobierno se ha quedado en el 3,6%.

Pero también se emplearían en rebajar más el IGIC, según demandó el diputado del PP José Tomás Estalella, quien reivindicó para su partido las bajadas fiscales ya incluidas en el proyecto, de manera que no le pase como en el ejercicio de 2018, que fueron capitalizadas por el ejecutivo de CC, dijo.

Esas rebajas fiscales pactadas entre PP y CC con el apoyo de ASG incluyen un IGIC del 6,5% en vez del 7%, así como la exención de la electricidad y algunos productos básicos, rebajas en los primeros tramos del IRPF, ampliaciones en la exención del impuesto de sucesiones y más bonificaciones a las familias numerosas.

El diputado del PSOE Iñaki Álvaro Lavandera anunció que su grupo enmendará a la totalidad el presupuesto autonómico ante la cada vez menor participación de la sanidad y la educación en el gasto público, lo que profundiza en la desigualdad social, así como por el clientelismo, plasmado en los crecientes recursos que se destinan a islas concretas.

"Si yo fuera el líder de una fuerza insularista, no vendería la salud de mi gente ni la educación de mis hijos por diez millones de euros para farolas y rotondas", comentó al respecto Álvaro Lavandera.

El representante del PSOE acusó además a CC de renunciar a impulsar la economía, con gastos en investigación inferiores a los de Letonia o Rumanía, y a apostarlo todo "al asfalto y las rotondas".

La portavoz de Podemos, Noemí Santana, lamentó que estos presupuestos mantienen la tónica de una legislatura marcada por la desigualdad y la pobreza en las islas, cada vez más alejadas económicamente de la media española, con un Gobierno de Canarias paralizado mientras el resto del mundo avanza.

Han sido "cuatro años de un gobierno fallido" que no ha apostado por las energías renovables, la investigación, la educación o el sector primario, lamentó Santana, que además acusó al ejecutivo de irresponsable por unas rebajas fiscales que la población no va a notar, pero que retraen recursos a los servicios esenciales.

"El PP les está marcando el paso porque ustedes se sienten muy cómodos en las políticas neoliberales", pero están condenando al "bucle de la pobreza a los que peor lo pasan", denunció.

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, subrayó que Canarias se aleja del resto de España tanto en convergencia económica, que ha caído del 97% de la media al 81% en los últimos años, como en igualdad, ante la renuncia del ejecutivo a la diversificación de la economía, que se concentra cada vez más en el turismo y la construcción.

Rodríguez dijo que se deben bajar los impuestos a las rentas más bajas y subirlos a las más altas, así como reducir el IGIC de los productos básicos y aumentarlos en los suntuarios.

Pero lo que ha hecho el Gobierno de descontar medio punto el IGIC no repercute ni en los precios ni en la economía, mientras reduce los ingresos y las partidas para los servicios públicos esenciales como la sanidad y la educación, que crecen mucho menos que el resto de partidas, agregó.

José Tomás Estalella, del PP, dijo que su partido apoya el presupuesto porque se han cumplido sus demandas de disminución de la presión fiscal, más fondos para los servicios públicos y control del gasto corriente.

"Son unos buenos presupuestos, hay aspectos mejorables, pero ante la incertidumbre no estamos por dejarlo pasar", dijo Estalella, quien mostró algunas dudas sobre la disparidad del gasto insularizado, con 173 euros por habitante en Gran Canaria frente a 1.654 euros en La Gomera.

Melodie Mendoza, de ASG, dijo que su partido actúa con "coherencia y responsabilidad" al apoyar este presupuesto, como ha hecho durante toda la legislatura "para dar estabilidad a Canarias", aunque precisó que su grupo no es copartícipe de su gestión y ejecución.

José Miguel Ruano, de Coalición Canaria, afirmó que es "el mejor presupuesto de gasto autonómico que hemos tenido" y reprochó al PSOE que apoyara los dos primeros presupuestos de la legislatura, "que fueron peores", pero no así los dos últimos.

Ruano dijo que se ha puesto ya fin a la "descapitalización" sufrida por la sanidad y la educación durante la crisis, aunque el daño no se puede revertir en un año, y mostró la disposición de su grupo "a escuchar y aceptar" algunas enmiendas de la oposición en el trámite parlamentario.