Canarias

Un termómetro "astrofísico" para diagnosticar el pie diabético

El IAC colabora con Hospiten y la ULPGC para crear un dispositivo que ayude a los pacientes con esta patología a medir la temperatura interna y externa de su pie.
V. Pavés, S/C de Tenerife
26/dic/18 6:19 AM
Edición impresa
Un termómetro "astrofísico" para diagnosticar el pie diabético

V. Pavés, S/C de Tenerife

Canarias está trabajando en la creación de un termómetro que mida la radiación electromagnética de la piel de forma no invasiva para mejorar el diagnóstico precoz de pie diabético. Este nuevo dispositivo, sin embargo, será diferente a los medidores de toda la vida, pues estará conformado por la misma tecnología que se utiliza para ver el fondo cósmico de microondas o para medir la radiación de aquellos planetas que no reflejan la luz.

Los investigadores del IAC han aplicado estos conocimientos sobre microondas y radiación infrarroja para crear un dispositivo que permita medir la temperatura tanto externa como interna del pie para evitar que se desarrolle una úlcera. Lo han hecho conjugando la radiación infrarroja con la de microondas.

Este trabajo se enmarca en el conjunto de acciones desarrolladas a través de la Cátedra de Tecnologías Médicas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en la que participan activamente el IAC y Hospiten.

Según explicó el investigador del IAC y precursor de esta iniciativa, Juan Ruiz Alzola, con la infrarroja "medimos la radiación natural que emite directamente la piel cuando está a una temperatura elevada", mientras que con las microondas "medimos las anomalías térmicas que se encuentran debajo de la piel, que suelen tener unas emisiones muy débiles".

Desde 2015, este profesor lleva dándole vueltas a cómo puede ayudar la tecnología utilizada en astrofísica a la medicina. Hoy ya cuentan con un prototipo muy avanzado que aún debe probar su eficacia con un estudio clínico, del que se encargará Hospiten en los próximos meses. "Tener un ensayo nos permitirá obtener conclusiones útiles y las empresas tecnológicas tendrán un aliciente para participar en su desarrollo", argumentó Ruiz Alzola.

En los últimos años, en Canarias se ha descrito un aumento de las amputaciones por pie diabético, la consecuencia última de esta complicación derivada de la diabetes. Según los datos que expone el Servicio Canario de la Salud (SCS) en su "Guía de actuación Pie Diabético en Canarias", se ha producido "un crecimiento progresivo en el número de amputados de miembro inferior durante los últimos 5 años (2010-2015) pasando de 364 en 2010 hasta 444 en 2015, con un total de 2.350 amputaciones en personas con diabetes en estos 5 años".

En este sentido, los profesionales constatan, entre otros problemas, que "no se dispone, habitualmente, de protocolos o guías específicas y comunes" y que "la exploración del pie como método de screening de la neuropatía no se realiza de manera sistemática y generalizada". Además, "el problema se identifica cuando se ha establecido la lesión".

Con esta nueva tecnología, se trata de evitar justamente esto, haciendo responsables a los pacientes diabéticos del cuidado de sus pies.

"Teniendo este producto en casa la gente podrá conocer cómo evoluciona su problema, porque es una patología muy confusa", concretó el jefe del Servicio de Diagnóstico y Terapéutica Endoluminal/Endovascular de Hospiten, Manuel Maynar. El facultativo apuesta por mejorar la concienciación de la población respecto a esta patología. "Cuando te das un golpe que no se cierra en los siguientes días, y además eres diabético, debes empezar a sospechar", concretó.

Las infecciones en el pie diabético constituyen la causa más frecuente de hospitalización de personas con diabetes, con una tasa del 25%, según datos del SCS. Esta enfermedad además provoca estancias más prolongadas y entre 15 y 40 veces más posibilidades de sufrir una amputación que las personas no diabéticas. Concretamente, los diabéticos con una úlcera en el pie "sufrirán una amputación en el 20% de las ocasiones".

Ruiz Alzola pretende que, cuando esta tecnología haya probado su eficacia, pueda estar al alcance de todos los pacientes del sistema público de salud en Canarias. Para ello, deben conseguir que "los costes no sean muy elevados y que no sea muy difícil de utilizar". En este sentido, también valoró que este termómetro astrofísico podría ser útil en el diagnóstico y tratamiento de otras patologías como la sinusitis o las úlceras de presión de las personas que están postradas en una cama.