Canarias

Achacan la saturación en el HUC a la falta de camas sociosanitarias

Estos días han acudido hasta 30 pacientes más a las Urgencias Los sindicatos consideran que el problema es estructural.
V. Pavés, S/C de Tenerife
17/ene/19 6:19 AM
Edición impresa
Urgencias vuelve a mostrar, como en esta imagen de archivo, camas y sillas en los pasillos./El Día

V. Pavés, S/C de Tenerife

Como cada principio de año, los servicios de Urgencias en Canarias vuelven a sufrir un colapso. La situación suele tener relación directa con los picos de gripe, pero sin haber llegado la comunidad autónoma aún a esta situación, en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) ya sufren este problema que los sindicatos han considerado "estructural" y debido a la falta de camas sociosanitarias.

Cuando lo normal es que en el HUC se atienda a unos 230 pacientes al día por Urgencias, durante las dos primeras jornadas de esta semana, el número ha oscilado entre los 250 y los 260. Siendo especialmente importante el "número que requieren ingreso".

Los sindicatos UGT e Intersindical Canaria (IC), en declaraciones a este periódico, afirmaron que hay muchos pacientes hospitalizados -especialmente mayores- esperando por una plaza sociosanitaria. Según datos del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), el número de personas que aguardan por una plaza de estas características en la isla de Tenerife alcanza las 3.000.

Juana María Reyes, directora insular del IASS, admitió que uno de los "agravantes" de la situación de colapso en las urgencias es efectivamente "la permanencia de base de enfermos crónicos que no pueden ser trasladados al domicilio". En este sentido, recordó que en esta legislatura se ha conseguido aumentar en 975 las plazas sociosanitarias, lo que ha dejado a la isla de Tenerife con 5.070, y que en los próximos años planean que se amplíe la oferta en 1.500 más, aunque por el ritmo de construcción no podrán estar antes de 4 años.

Esta ocupación en el hospital, que en algunos casos puede alargarse durante meses, según los sindicatos, en momentos de mayor afluencia de personas provoca que muchos pacientes deban pasar su periodo de hospitalización en el propio servicio de Urgencias.

Los ingresos pueden demorarse hasta 7 días y algunos pacientes no llegan a pasar por planta antes de que le firmen el alta. Esto va contra de uno de los objetivos establecidos en el Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias (Pluscan), que establece que el tiempo máximo en Observación debería ser de 24 horas.

Según fuentes de UGT en el centro hospitalario, "suele ser habitual ver camas y sillas en el pasillo de rayos y hasta 3 pacientes compartiendo el mismo cubículo separados tan solo por una cortina".

En este sentido, la portavoz de Intersindical Canaria en el centro hospitalario, Caty Darias, argumentó que los profesionales están sufriendo "una sobrecarga tremenda" por, según calculó, un déficit de hasta 10 facultativos en el servicio. En este sentido, concluyó que la falta de una oferta de estabilidad laboral en los contratos de Urgencias provoca que los profesionales no se presenten a este tipo de ofertas. El HUC, por su parte, admitió que se han "llevado a cabo varios procesos de selección de profesionales" en los que no se ha logrado la contratación de médicos, pero afirmó que "se trata de una situación generalizada a nivel nacional".

Medidas paliativas

Para intentar paliar la situación, el centro hospitalario ha tomado una serie de medidas entre las que destacan la habilitación de 7 nuevas camas , y el incremento de plantilla con 26 profesionales. También se ha solicitado al Área de Salud el aumento de la oferta de camas en centros concertados para aquellos enfermos que precisan ingreso pero que pueden ser atendidos en un hospital de menor nivel asistencial.

Duplicar las plazas

El II Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Canarias, al que dio luz verde el Gobierno autonómico en junio de 2017, plantea duplicar las plazas existentes actualmente hasta 2020. En Tenerife se plantea ampliar en 1.500 las plazas existentes mientras que en El Hierro está prevista la reforma de tres residencias, en La Gomera se ampliará el número de plazas en un total de 130 y en La Palma, se construirán dos nuevos centros que supondrán un total de 600 nuevas plazas.