Carnaval
SANTI MARTEL LETRISTA DE ZETA-ZETAS, 1º INTERPRETACIÓN

"¿Espectáculo o letra? Ha ganado el trabajo"

@HGonar, Santa Cruz de Tenerife
17/feb/19 6:46 AM
Edición impresa
"¿Espectáculo o letra? Ha ganado el trabajo"

@HGonar, Santa Cruz de Tenerife

A Santi Martel (Santa Cruz de Tenerife, 1971) se le podría considerar un "trotamurga" porque ha formado parte de Mamelucos, Quinquiñecos, Chinchosos, Triqui-Traques, Guachi... Desde su desembarco en Zeta-Zetas, hace cinco años, ha hecho equipo con Javier Lemus y Pablo Moreno. Y se hizo la luz, hasta el punto de convertir al grupo en exponentes de un nuevo estilo: la murga 3D.

¿Satisfecho de recuperar el primer premio de 2017? ¿Se sacó la espinita del año pasado?

Déjate de espinita... (Se ríe). Estoy feliz. Ha sido una noche de emociones y mucho trabajo. Ha sido muy bonito, no paramos de llorar. Es una felicidad plena.

¿Pensaba que podía ganar?

La actitud es hacer lo mejor posible, como todo el que va a competir, con el respeto máximo a los rivales.

¿Cuándo y cómo se gesta este repertorio?

La idea del croma surgió hace dos años, al borde del escenario. Un compañero, Josito, lo planteó, y también habíamos barajado esa posibilidad con Javi (Lemus), pero no la contemplamos para 2017 porque no es fácil y había que mirarla con calma.

¿La decisión de recuperar la idea del croma de 2017 la toman después de ver el año pasado unos Mamelucos arrolladores?

Si, por ejemplo. Después de la final de 2018 nos propusimos hacer algo importante para este año, y comenzamos en febrero pasado. Fue el primer tema que ensayamos para esta edición porque sabíamos lo costoso que era; necesitábamos mucho tiempo para trabajarlo. Ha habido también un poco de estrategia (se ríe).

¿Es solo una canción de efectos especiales o también tiene letra?

Nos han felicitado mucho por el tema y se agradece que se reconozca que hay un trabajo detrás. También se ha valorado lo que decimos en la canción, no solo cómo se presenta al público.

¿Cuánto cuesta el repertorio de Zeta-Zetas?

No soy el más indicado para decirlo, pero costó mucho dinero.

¿Para ganar hay que tener dinero?

No, coincidió que fue este año. El teletransporte, por ejemplo, fue un tema que se hizo y no salió tan caro... y mira cómo resultó.

¿Y ahora dónde se puede ver el tema del croma?

Donde podamos hacerlo, como en Candelaria. O en cualquier sitio donde haya una pantalla, incluso hay gente que nos ha dicho que les gustaría verlo sin el efecto de la pantalla, algo que me ha encantado que lo dijeran.

¿Qué ha ganado: el espectáculo, el efecto o la letra?

Ha ganado el trabajo de mucho tiempo porque el repertorio se hizo a conciencia, pensando cómo se quería hacer y con la letra de lo que queríamos decir. Este tema tenía cosas que se podían hacer pero, sobre todo, tenía claro cuál era el final que había que lograr.

¿Queda algo más para poder sorprender al público?

Mientras haya imaginación y ganas, todo puede pasar. Hay gente de la murga que aporta también al grupo de trabajo.

¿Quiénes son los pilares de esta murga tridimensional?

Es difícil definir eso, porque es una murga que tiene materia prima, sus componentes están predispuestos a defender este estilo; suena así de bien gracias a su director musical, gente que vocalmente hace que suene, gente entregada, una directiva que está en una onda que lo ve como nosotros y curra a tope. Igual hay un trío formado por Javi Lemus, Pablito Moreno y yo, pero luego detrás hay mucha, mucha gente entregada, como los componentes cuando se atreven a hacer cosas muy complicadas. La experiencia de haber estado en otras murgas me ha permitido valorar el equipo que tiene Zeta-Zetas y valorar lo que tengo.

¿Qué tiene Zeta-Zetas que no tienen otras murgas?

He estado en otras casas y en Zeta-Zetas vivo una experiencia maravillosa. Lo que estoy haciendo hoy hubiera costado mucho hacerlo en cualquier otra murga porque Mamelucos, por ejemplo, da prioridad al disfraz, y a veces cuesta hacer cosas, y yo lo entendería. Soy de los que se adaptan al grupo y los componentes de Zeta-Zetas están tan locos como yo, o peor (se ríe). Estoy en el sitio que debía y con las personas que nos teníamos que reunir; esa es la clave del éxito de Zeta-Zetas.

¿Estamos hablando de un fin de ciclo? ¿O fin de Zeta-Zetas?

No lo sé, depende de lo que pueda gustar a la gente.

Lo digo por la disposición de Pablo Moreno o Javier Lemus a continuar en Zeta-Zetas.

Es una cosa que no depende de mí. Creo que experiencias como las vividas en la final y el día después hacen pensar mucho. No me gusta hablar por ellos; hay una parte que entiendo, esto es una presión muy grande que lo genera estar en el candelero y trabajar para mantenerte. Genera mucho estrés. Hay que luchar y luchar, porque no empezamos en septiembre, sino estamos un año entero preparando el repertorio.

¿Se imagina unos Zeta-Zetas sin Javier Lemus y/o Pablo Moreno?

Me cuesta mucho, porque son mis niños, los quiero con locura. No me hagas hablar de eso porque me emociono. No hay decisiones tomadas todavía.

 

SANTI MARTEL LETRISTA DE ZETA-ZETAS, 1º INTERPRETACIÓN