Carnaval
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sanidad dice que está todo controlado ante el desabastecimiento de 274 fármacos leer

La niña que quiso ser reina

Natural de Arona, Ylenia veía las galas en la tele y hace años pidió a sus padres que la dejaran presentarse. Su tío, exconcejal de Fiestas, se lo dijo a Santi Castro y... un sueño hecho realidad.
@HGonar
19/feb/19 6:26 AM
Edición impresa
 

@HGonar

La noche del domingo 17 de febrero quedará grabado en la mente de Ylenia Rodríguez como el día que fue elegida reina infantil de Santa Cruz de Tenerife, y la madrugada del lunes 18, como la primera vez que se acostó a las tres de la madrugada, porque el nervio de toda la gala y de su proclamación le impedía conciliar el sueño; y encima, a las siete se tuvo que levantar para atender a los medios de comunicación en Santa Cruz. Fue su particular Día de Reyes, porque Ylenia, nacida en Arona en el año 2010, siempre deseó presentarse a reina, como aquellas niñas a las que desde su casa, por televisión, veía desfilar en las galas de Carnaval. Su primera incursión fue en las fiestas patronales de su barrio natal, Valle San Lorenzo, un festival infantil en el que todas las niñas fueron elegidas princesas.

Tal vez el gusanillo de la fiesta de la máscara lo alimentó su tío, José Ramón Rodríguez, quien durante dos años fue concejal de Fiestas y Juventud en Arona en el mandato anterior. Santi Castro recuerda que conoció al tío de Ylenia porque le encargó un atrezo para unas galas que se desarrollaron sobre el motivo de Grecia y Egipto. Antes del pasado verano, José Ramón se puso en contacto con Santi y le comunicó el deseo de su sobrina, porque creía que tenía la edad ideal. El diseñador -que logró en la gala del domingo el cetro infantil después de doce años-, recuerda que conoció a la pequeña y le encantó. "Es muy habladora y divertida", destacó. Ser del sur no ha sido un obstáculo para acudir al taller de Santi cada vez que era necesario, y eso que como Ylenia tiene una hermana pequeña, de casi dos años -Adriana-, no querían molestar a los padres, Jordi y Estefanía, pidiéndoles que vinieran a más pruebas de las necesarias-.

Santi Castro recuerda que le pidió a José Ramón que preparara a la niña para que pudiera vestir la fantasía con normalidad. Y se ríe el diseñador cuando desvela que su tío cogió un taca taca y lo cargó con botellas de aguas para que se acostumbrara a mover peso. "Así cuando llegó a la nave y le probamos el traje lo hizo como si fuera una pluma", se ríe Santi.

La pequeña Ylenia asegura que no le pesaba el disfraz. Además, es fácil de llevar, cuenta, porque "me lo amarran a la cintura y ya está". Cuando se le pregunta si le gusta, con verbo cuidado, dice: "Yo creo que era uno de los mejores".

Ylenia hace patinaje artístico en el Club Rolling, en Los Cristianos, al que pertenece desde hace poco más de un año, y que combina también con la práctica de gimnasia rítmica. Y eso, sin menguar sus buenos resultados escolares, asegura su madre, que elogia sus notas.

En la gala del domingo, cuenta Estefanía, su hermana Adriana no la reconoció cuando la vio desfilar en el escenario con el traje y el maquillaje. Luego, cuando fue por detrás a saludarla y se quitó el sombrero, gritó: "¡Tata!", como llama a su hermana Ylenia. Curiosamente, la reina nació el 21 de abril, y siete años después, Adriana, precisamente un 19 de abril, por lo que las dos celebran el mismo día su cumpleaños.

La reina infantil mira a sus padres con cara cómplice cuando se le pregunta qué quiere ser de mayor. "A ella lo que le gusta es cantar y bailar", dice Estefanía... Ylenia, que juega con muñecas ajena aún a la influencia de las nuevas tecnologías, sonríe y desvela: "Yo de mayor quiero ser diseñadora", para hacer un traje como el que le hizo Santi Castro.