Criterios
LO ÚLTIMO:
En libertad sin cargos el hombre acusado de abusos a su hijo de 19 meses leer
JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA

Los números nos dan la razón

3/jun/18 6:38 AM
Edición impresa

La política de reducción fiscal que ha venido aplicando el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en los últimos años ha permitido inyectar a la economía local 24,2 millones de euros, dinero que está donde debe estar: en el bolsillo de los ciudadanos o en las cuentas de las empresas radicadas en el municipio, para ahorro o para inversión.

Quien ha llegado a esta conclusión no es el ayuntamiento, sino la patronal tinerfeña CEOE, que ha encargado un estudio técnico al respecto. Los datos son independientes y, por tanto, ajenos a interpretaciones partidistas.

Ese informe, presentado a principios de esta semana, revela igualmente que el impacto sobre el mercado laboral de la inyección de 24,2 millones de euros en la economía es responsable de la creación de un total de 444 empleos en la ciudad.

En el análisis fiscal, el informe de la patronal tinerfeña determina que el conjunto de rebajas tributarias acometidas suma un montante próximo a los 19 millones de euros y que benefician especialmente a las familias (11,6 millones) pero también a las empresas (7,2 millones) de Santa Cruz.

Las cuentas reflejan en balance contable todo aquello que pretendíamos al abordar nuestro programa de reforma fiscal: propiciar la dinamización económica a través de la mayor disponibilidad de renta de familias y de empresas.

Todas estas medidas de rebaja de la presión fiscal han sido posibles porque el ayuntamiento ha saneado su situación económica-financiera en los últimos años y porque se han hecho bien las cosas desde el punto de vista presupuestario.

En cualquier caso, me gustaría recalcar que ese dinero que ha dejado de ingresar el ayuntamiento vía impuestos no ha repercutido en la correcta prestación de los servicios públicos y en los programas de asistencia o atención social que desarrollamos. Y seguiremos profundizando en esa línea, siempre y cuando la situación económica y el nivel de ingresos se mantengan como hasta ahora.

En esa dirección, espero que los nubarrones financieros y las incertidumbres de carácter político no lastren el crecimiento económico a nivel internacional, nacional o local.

Por la parte que toca al ayuntamiento y en la medida de sus propias competencias y responsabilidades, insistiremos en una vía que se ha demostrado eficaz.

Como también han resultado muy positivas para el mantenimiento del empleo y para la creación de nuevos puestos de trabajo en la ciudad todas las medidas de dinamización económica y comercial que venimos desarrollando desde hace años.

La ciudad está más viva que nunca y eso contribuye a la generación de actividad en nuestros principales sectores económicos.

Si nuestros vecinos y si nuestras empresas tienen a su disposición más dinero para consumir o invertir, más fácil será cerrar ese círculo virtuoso económico. Y en eso estamos. Y en eso seguiremos.

*Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA