Criterios
SOCORRO BEATO *

Canarias, a la espera de que el PSOE deje de marear la perdiz

8/sep/18 1:26 AM
Edición impresa

Comienza en septiembre el nuevo curso político y el Gobierno de España, como los estudiantes rezagados, continúa con las mismas asignaturas pendientes desde el mes de julio.

A estas alturas del año, seguimos sin conocer la fecha para que el Estado suscriba los numerosos convenios derivados de la Ley de Presupuestos Generales del Estado (carreteras, aguas y obras hidráulicas, infraestructuras turísticas, infraestructuras educativas, etc?) que suponen miles de millones en inversiones que están bloqueadas.

El Vicepresidente del Gobierno y Consejero de Obras Públicas regresaba esta semana de la reunión con el Ministro de Fomento sin que le concretara la fecha para la firma del nuevo convenio de carreteras que representará una inversión en el Archipiélago de 2.000 millones de euros en ocho años. Un convenio urgente para resolver las necesidades en infraestructuras de cada una de las islas y, al mismo tiempo, para la descongestión de nuestras carreteras que, además puede generar cientos de puestos de trabajo en empleos en la obra pública.

No negaremos que desde los ministerios llevamos tiempo escuchando buenas palabras, pero es preciso que pasen de las palabras a los hechos. Este impasse nos induce a pensar que la buena voluntad es meramente aparente puesto que no hay señales evidentes de que el Gobierno del PSOE tenga a Canarias entre sus prioridades.

En esta ocasión, no hay razón alguna para posponer la firma de los convenios. El trabajo técnico está culminado desde hace meses, además la Ley de Presupuestos Generales del Estado consigna todas partidas. Existen créditos suficientes. Por tanto, no hay ningún impedimento para que se firmen y echen a andar las inversiones que Canarias espera como agua de mayo.

Por parte del Gobierno de Pedro Sánchez hace falta voluntad política. El primer tropiezo fue con el descuento del 75% en los viajes a la Península, que Ana Oramas y la presión de los canarios hicieron rectificar al ministro Ábalos.

El segundo lo estamos padeciendo con la indefinición del Gobierno del Estado a la hora de abordar la firma definitiva de los convenios, y también apreciamos cierta deslealtad institucional en las recientes visitas de sus ministros.

No nos extraña que esta falta de contacto haya podido ser interpretada como un desprecio a las instituciones de las islas y un ninguneo a los canarios. Desde luego lo deseable es que se aclaren los malentendidos e impere la cordialidad y el entendimiento institucional porque son muchos los asuntos pendientes que precisan la implicación del Gobierno de España.

Los canarios pedimos que se reactive la agenda canaria. Sabemos que la cuestión catalana es un asunto importante que tiene que resolverse con diálogo político pero no entendemos como este problema se está convirtiendo en la única prioridad para el Gobierno de Pedro Sánchez.

Hay una España, más allá de Cataluña, que espera por otras muchas cuestiones también prioritarias. Así lo ha manifestado el presidente Fernando Clavijo cuando ha solicitado la convocatoria de la Conferencia de Presidentes autonómicos para abordar temas cruciales para el conjunto del Estado: el encaje territorial de España, la modificación del sistema de financiación autonómica y la respuesta a la solicitud de flexibilizar la regla de gasto para permitir a las comunidades cumplidoras, como la Canaria, utilizar el superávit presupuestario para la mejora de la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales.

Sin embargo, mientras tanto, nos tienen entretenidos con el debate sobre la exhumación del Valle de los Caídos de los restos del dictador, o qué hacemos con el monumento; y, aprovechando que Europa se plantea proponer a los Estados miembros la aplicación de un horario fijo y acabar con los cambios de hora, nos abren el melón del cambio de huso horario con la posibilidad de igualarnos al horario de la Península. Esto último ha generado ríos de tinta y horas de tertulias porque los canarios no querríamos perder la visibilidad que nos ofrece la famosa coletilla de una hora menos en Canarias.

Hay que reconocer y alabar la habilidad de Pedro Sánchez y su equipo para desviar la opinión pública a temas de importancia menor, distraernos, marear la perdiz y jugar al despiste de lo verdaderamente importante, que es lo que preocupa a los ciudadanos, en este caso de Canarias.

* Diputada el Grupo Nacionalista (CC-PNC) en el Parlamento de Canarias

SOCORRO BEATO *