Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio de la Complutense atribuye al plátano efectos beneficiosos frente al cáncer leer

Las momias de Necochea marcan un hito en la recuperación del patrimonio

Los restos momificados de dos guanches que estaban depositados en el Museo de Ciencias Naturales de dicha localidad argentina desde 1898, uno de ellos con las "piernas dobladas", ya están en Tenerife, donde serán analizados. Las conclusiones de los estudios se darán a conocer a finales del presente mes.
R. GORROÑO, S/C de Tenerife
4/sep/03 20:23 PM
Edición impresa

Las dos momias guanches de un hombre y una mujer, que se encontraban depositadas desde hace más de un siglo (1898) en el Museo de Ciencias Naturales de Necochea (Argentina), ya han sido restituidas a Tenerife, circunstancia que marca un hito en la recuperación del patrimonio arqueológico canario disperso en el extranjero, además de ser dos ejemplares de gran interés científico por sus peculiares características.

Esta realidad fue puesta de manifiesto ayer por la presidenta del Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife (OAMC), Fidencia Iglesias; el director del Museo de Arqueología, Rafael González, y el director del Instituto de Bioantropología, Conrado Rodríguez, durante la presentación de los citados restos humanos.

"Para mí la noticia más importante es que por primera vez en la historia recuperamos parte de nuestro patrimonio y eso es importantísimo. Todos sabemos lo que ocurre con Grecia y el Reino Unido, Cataluña con los documentos de Simancas, etcétera. Y que unas momias que estaban en Argentina, que no fueron expoliadas, por cierto, sino vendidas cuando murió el dueño de lo que fue la colección del Museo Casilda, hayan sido restituidas marca un hito en la historia", comentó Fidencia Iglesias, quien explicó el intrincado proceso de más de dos años seguido para conseguir su recuperación.

También puntualizó a este periódico que las momias han sido restituidas "sin costarnos un duro, porque el gobierno argentino, cuando le llegó la propuesta de expatriación de estas momias, dijo que debían ser restituidas sin coste económico alguno, porque tienen una ley que obliga a los museos y coleccionistas privados a devolver los restos humanos a las comunidades de origen".

Gran interés

Rafael González y Conrado Rodríguez, tras realizar un examen macroscópico de las momias, aseguraron que tienen un gran interés científico, sobre todo una de ellas (la del hombre), la peor conservada de las dos, que tiene las piernas encogidas, una posición desconocida en los restos aborígenes hallados en las Islas hasta el momento, además de poseer algunos restos de vísceras.

González, además de valorar el significado de su recuperación, señaló que estos dos "fardos de momias" presentan un enorme interés. La mejor conservada, una mujer que mide 158 centímetros,

"es una momia en posición conocida decúbito supino. La otra presenta la peculiaridad de que está en una posición desconocida para los arqueólogos de las Islas, con las piernas encogidas -pudo ser para acomodar el cuerpo a las cuevas funerarias-, y en su parte superior en posición fetal. Ya veremos. Los trabajos que vamos a hacer nos permitirán acercarnos más a la vida cotidiana de las personas que tenemos aquí".

Por su parte, Conrado Rodríguez se mostró también satisfecho porque dos de las cuatro momias que figuraban en el catálogo del Museo Casilda estén ya en Tenerife. Con respecto a las otras dos, una ha desaparecido y la otra está depositada en el Museo de La Plata

Este especialista indicó que hoy empezarán los diferentes estudios en profundidad de ambos ejemplares, cuyos datos se añadirán a los que ya se poseen desde que se celebró Cronos, en 1992. "Haremos un estudio patológico, radiológico, de genética molecular, se realizará una reconstrucción química de la dieta para ver cuál era la base de su alimentación, se harán pruebas de Carbono 14 y de antropología forense. Hay que destacar que una de ellas, la de las piernas dobladas, posee vísceras. Quizás podamos determinar la última comida que hizo", apuntó.

También comentó que se realizarán estudios de conservación de ambos ejemplares "para poder exponerlos en las mejores condiciones posibles, de las pieles que las cubren y de las sustancias que utilizaron los aborígenes para conservar estos especímenes".

Las conclusiones de estos análisis se presentarán públicamente a finales de este mes, en un acto al que posiblemente asistirán autoridades y representantes de Buenos Aires y de la localidad de Necochea, a las que agradecieron la restitución de las momias.

Exposición al público

Las dos momias restituidas serán expuestas al público tras la presentación de las conclusiones de los estudios y la visita de las autoridades argentinas. Su ubicación definitiva será la segunda planta del Museo de la Naturaleza y El Hombre de Santa Cruz, en la zona dedicada a los restos aborígenes, en la denominada "Cueva", motivo por el que ya se ha encargado un proyecto de ampliación del citado espacio que durará cerca de seis meses. Fidencia Iglesias incidió en la idea de que el Cabildo continuará con su política de recuperación del patrimonio arqueológico tinerfeño diseminado en el exterior, sobre todo de las momias depositadas en Madrid, Cambrige (Inglaterra), París y Alemania.