Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La patronal de VTC, Cabify y Uber darán un servicio gratis el 26 de septiembre leer

"Nostalgia ochentera"

Benjamín Reyes
19/ago/16 6:05 AM
Edición impresa

La semana que viene llegará a la cartelera española el remake de "Ben-Hur", Una nueva adaptación de la novela homónima de Lewis Wallace, que narra la amistad que con los años se convierte en rivalidad entre el judío Ben-Hur y el romano Messala. Difícil tienen superar al clásico de 1959.

Por su parte, "Blood Father", presenta a Mel Gibson en un rol que conoce a la perfección. Encarna a John Link, un eterno fracasado, antiguo motero rebelde y expresidiario, que se verá en la obligación de vincularse nuevamente con un pasado del que huía para poder salvar a su hija.

Los que gusten de las cintas de terror, encontrarán su título en "No respires", en la que unos jóvenes ladrones creen haber encontrado la oportunidad de cometer el robo perfecto. Su objetivo será un ciego solitario poseedor de millones de dólares ocultos, pero no será tan fácil como ellos creían. Eduard Cortés se atreve en "Cerca de tu casa", con un musical sobre los desahucios acontecidos en España en los últimos años.

Sea cual sea su elección, no dejen de ir al cine. Ya saben, cada película tiene su espectador.

"P oltergeist" (1982), "Posesión infernal" (1982), "Robocop" (1987). Ahora "Cazafantasmas" (1984) viene a engrosar esta nómina de películas del Hollywood de los 80 que conoce un remake. Con la muerte de Harold Ramis en 2014, Sony e Ivan Reitman (el director de las cintas originales) empezaron a buscar a nuevos talentos cómicos que tomaran las riendas de una futura película. Entonces fue cuando entró en escena Paul Feig ("La boda de mi mejor amiga").

"Cazafantasmas" y su secuela se encuentran a medio camino entre la ciencia-ficción y la comedia. Fueron dos cintas simpáticas que toda una generación asocia a su infancia y adolescencia. Parte del encanto del filme seminal era la mezcla de tecnología rudimentaria y sofisticada, tecnología de vanguardia que parecía hecha en un garaje doméstico y fantasmas que promovían la hilaridad.

Ahora son cuatro mujeres las cazafantasmas, lideradas por la cargante Melissa McCarthy, que parece que siempre interpreta el mismo papel. La popular sintonía ochentera sigue incólume. Vuelve a aparecer el Ecto-1, el vehículo de los Cazafantasmas, hay un cameo de Bill Murray, pero el resto no solo no tiene ni puñetera gracia sino que se carga la magia que tenían las originales. Este remake se suma a la larga lista de sacrilegios fílmicos que ha perpetrado Hollywod en las últimas décadas como lo fueron en su momento "Psicosis" (1969/1998), "Ultimátum a la Tierra" (1951/2008) o "Sabrina" (1954/1995). La lista es interminable.

En el fondo de este innecesario remake subyace una historia pseudofeminista que alcanza su colofón en la escena final en la que las cuatro cazafantasmas se enfrentan al fantasma alfa. ¿Qué será lo próximo? ¿Un remake de "Los Ángeles de Charlie" con protagonistas masculinos? Lo importante son las historias, no quién las protagoniza.

ficha técnica

"Cazafantasmas"

País: Estados Unidos.

Título original: "Ghostbusters".

Producción: Sony Pictures Entertainment y Pascal Pictures.

Duración: 117 minutos.

Guion: Katie Dippold y Paul Feig.

Dirección: Paul Feig.

BSO: Theodore Shapiro.

Fotografía: Robert D. Yeoman.

Género: Fantástico.

Elenco: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Leslie Jones, Kate McKinnon.