Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP acuerda con Clavijo apoyar los presupuestos de 2019 que recoge bajada del tipo general del IGIC leer
ÓPERA

La imponente producción de "Andrea Chénier" recala en el Liceu con Kaufmann

Barcelona, EFE
28/feb/18 14:09 PM
eldia.es
Interior del Liceu./

El tenor alemán Jonas Kaufmann debutará en el Gran Teatro del Liceu con una ópera escenificada el 9 de marzo dando vida al poeta Andrea Chénier en la imponente producción de "Andrea Chénier" del italiano Umberto Giordano, dirigida por David McVicar y junto a Sondra Radvanovsky y Carlos Álvarez.

El maestro israelí Pinchas Steinberg, que llevará la batuta de esta producción en la que habrá hasta tres repartos diferentes, ha aseverado hoy que se trata de una obra que es un "reto" para todos los que participan en ella, desde él mismo a los cantantes y los músicos, porque es "complicada, peligrosa".

"El mismo Giordano -ha proseguido-, cuando la escribió, no se dio cuenta de todo lo que había preparado para los cantantes y, cuando vio los primeros ensayos, dijo: 'Dios mío, qué he escrito'. Es una obra muy grande, llena de trampas, de la que no te puedes desconcentrar ni un segundo, porque las situaciones cambian muy rápido, igual que la música, el tempo, la instrumentación".

Para la francesa Marie Lambert, que se encarga de la reposición de esta producción de la Royal Opera House Coven Garden, el Centre for the Performing Arts de Pekín y la San Francisco Opera, es una pieza, exponente del verismo, "llena de contrastes, con un ritmo muy cinematográfico, lo que hace que sea fascinante".

Asimismo, la ha considerado "altamente política, con unos personajes que dicen lo que piensan, lo que sienten y que describen todo lo que ven".

A su juicio, "Andrea Chénier", que fue un poeta que existió en la Francia revolucionaria, habla "de la hipocresía de su tiempo, a la vez que describe un sistema político que se ha descontrolado, que acaba pisando a las personas".

"Esta ópera da un trato dramático a esa situación histórica: eso es lo que ponemos encima del escenario, una versión dramatizada de la historia", ha precisado.

Umberto Giordano, que acabó siendo uno de los compositores oficiales del régimen fascista de Benito Mussolini, la escribió en un cuartucho del cementerio de Milán, lugar en el que residió gracias a un amigo cuando llegó a la ciudad desde el sur de Italia.

Ambientada en los días del Terror, tras la Revolución Francesa de 1789, relata lo que ocurre entre el poeta Andrea Chénier y el sirviente Carlo Gérard, ambos atraídos por la noble Maddalena de Coigny, quien lo ha perdido todo a consecuencia de la revolución, y quien acabará recibiendo la protección de Chénier, lo que provocará la envidia de Gérard, convertido en poderoso funcionario.

Marie Lambert ha recalcado que es una obra con un "gran número de personajes y muchos detalles en escena" y ha agregado que la apuesta de McVicar ha sido hacer "una recreación muy histórica, con todo lujo de detalles, puesto que es un gran apasionado de la historia y ha seguido fielmente los principios del verismo".

Los cantantes Sondra Radvanovsky, que se estrena como Maddalena, el barítono malagueño Carlos Álvarez (Carlo Gérard) y el tenor canario Jorge de León (Andrea Chénier) han coincidido en la complejidad de esta ópera, aunque tampoco han obviado que llevan tiempo preparándose y hablando con Marie Lambert y Pinchas Stenberg sobre cómo interpretar cada uno de ellos a sus personajes.

Radvanovsky, que actuará por primera vez junto a Kaufmann -que hará las representaciones de los días 9, 12 y 15 de marzo- ha reconocido que llegar al medio siglo de vida le permite afrontar el rol de Maddalena, que exige una voz "más fuerte, más potente y con un mayor volumen que en las óperas del bel canto".

Para Jorge de León, Andrea Chénier es un "personaje complejo, para el que el tenor necesita de una salud vocal importante", mientras que Carlos Álvarez se ha mostrado agradecido de poder volver al Liceu con un personaje que "todo el mundo cree que es una magnífica persona, pero que tiene rencor, siente una pasión sexual y la necesidad de convertirse en el líder de la revolución".

Tras escucharlos, Pinchas Steinberg, que también ha dejado claro que cuando dirige nunca tiene en cuenta las opiniones políticas de los compositores, ha subrayado que su trabajo "es muy complicado, al ser una obra tan espesa", complicándose la situación porque en este caso hay tres repartos diferentes.

Andréa Chénier, además de Kaufmann y Jorge de León, lo interpretará Antonello Palombi, mientras que Michael Chioldi hará también de Carlo Gérard, y Julianna Di Giacomo de Maddalena.

De la obra destaca, por otra parte, el vestuario, creado específicamente para esta producción, teniendo muy en cuenta el final del siglo XVIII en Francia.

ÓPERA