Cultura y Espectáculos

"El Roto" y su alma de pintor, en CajaCanarias de La Laguna

En el Espacio Cultural de la plaza del Adelantado se inauguraba ayer la exposición de pinturas y grabados "Entreluces. Andrés Rábago".
El Día, S/C de Tenerife
4/abr/18 6:22 AM
Edición impresa
 

La Fundación CajaCanarias inauguraba ayer, martes, en su Espacio Cultural de La Laguna (plaza del Adelantado, 1), la exposición titulada "Entreluces. Andrés Rábago", compuesta por pinturas y grabados del artista madrileño, más conocido por el pseudónimo "El Roto", que permanecerá abierta hasta el 23 de junio y podrá visitarse de lunes a viernes (10:00-13:30 y 17:30-20:00 horas) y sábados (10:00-13:30 horas).

"Entreluces. Andrés Rábago" se abrió al público con la presencia del pintor, dibujante e ilustrador, acompañado por el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado, quien destacó que Rábago es un autor poco conocido como artista plástico, "a pesar de haber superado los treinta años de carrera y de haber sido reconocido con la Medalla de Oro a las Bellas Artes en 2017".

En palabras de Alberto Delgado, su pintura "parece sencilla, pero no debemos dejarnos engañar, pues siempre nos lleva a un trasfondo metafísico en donde nada es lo que parece. Andrés trabaja desde la contención, huyendo de la pompa y la espectacularidad que hoy suele rodear el mundo del arte. Sus temas son humanistas: el silencio, el trabajo del hombre, la vanitas o la soledad".

El artista, por su parte, señaló que "la exposición cubre dos épocas distintas, pero con continuidad, buscamos un equilibrio, sin disonancias internas, a pesar de que las obras de la segunda época son más complejas". Asimismo, en relación con la significación de su obra, el artista madrileño señaló que "en la sociedad actual, el aturdimiento por el martilleo de los medios de comunicación nos hace ser poco sensibles y mirar poco hacia el interior. En esta exposición se refleja precisamente ese espíritu dormido, se persigue despertar lo que ha sido aniquilado de nuestro interior".

Andrés Rábago (Madrid, 1947) ha habitado como dibujante satírico la piel de "OPS" y "El Roto". Como "OPS" comenzó a publicar sus primeras viñetas a mediados de los años sesenta, en La Estafeta Literaria. Sus trabajos transitaron el lado más crudo de esa descomposición de lo humano en la España de postguerra.

La aparición de ese otro heterónimo, "El Roto", se fue haciendo necesaria para ocupar un nuevo lugar, ya en democracia, en el que se hacía preciso recurrir al lenguaje para intentar clarificar lo que estaba ocurriendo. A mediados de los ochenta, las incursiones de "OPS" como pintor fueron solapándose con la incorporación de Andrés Rábago a la pintura. Sus primeras raíces bebieron en el arte primitivo italiano, desde Cimabue a Piero della Francesca. El punto de partida de su pintura intenta huir de toda retórica y su obra aspira a la sencillez que le permita alcanzar máxima expresividad.

Su vínculo con Canarias se debe, en gran parte, a la dilatada relación que, desde 1992, mantuvo con la Sala Conca de La Laguna, hasta bien entrada la primera década de nuestro siglo.

La Fundación CajaCanarias realiza esta primera exposición retrospectiva en torno a su obra, que se completa con los grabados de los últimos años de "OPS". "Entreluces" recorre así treinta años de indagación de un pintor para quien "un buen cuadro es un artefacto de alta tensión, su energía nos nutre a través de los ojos".

Además, Andrés Rábago tomará parte hoy, miércoles, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife y a partir de las 20:00 horas, bajo la moderación del director de Acción Cultural de la Fundación CajaCanarias, Álvaro Marcos Arvelo, de una nueva edición del ciclo "La condición Humana", propuesta que se construye sobre la convicción de que no hay mejor instrumento que las palabras para explicar el mundo. ¿Qué somos? ¿A dónde vamos? Las preguntas siempre son las mismas y las respuestas varían según el grado de esperanza que alberga la condición humana. ¿Cuáles son hoy las respuestas? Si las sabemos, habremos dado un paso al futuro.