Deportes

Undabarrena llega al Tenerife dispuesto a "estar a la altura"

El mediocentro formado en el Athletic es el único fichaje realizado por el club este verano "Sabiendo quién es el entrenador, ni me lo pensé".
El Día, Santa Cruz de Tenerife
11/jul/18 6:21 AM
Edición impresa
Undabarrena llega al Tenerife dispuesto a "estar a la altura"

Iker Undabarrena Martínez (18/5/1995, Gorliz), único fichaje del Tenerife para la nueva temporada, después de que se comprometiera hasta junio de 2021, llegó ayer a su nuevo destino profesional. Después de crecer en la escuela de Lezama, el centrocampista iniciará en la Isla su primera etapa deportiva fuera de casa. Lo hace deseando iniciar los entrenamientos a las órdenes de Joseba Etxeberria, al que ya conoce de la cantera del Athletic, dispuesto a estar "a la altura" del proyecto al que se integra y seguro de que este cambio en su carrera es positivo.

Tras ser recibido por el secretario técnico Alfonso Serrano (Etxeberria también estuvo presente en el aeropuerto de Los Rodeos) y posar con una bufanda blanquiazul, Undabarrena compartió sus sensaciones. "Estoy con muchas ganas de que empiece la pretemporada; espero estar a la altura", comentó antes de recordar que su fichaje por el Tenerife se fraguó "en un día cualquiera" en el que le comunicaron que el club insular estaba interesado en hacerse con sus servicios. "Sabiendo quién era el entrenador, ni me lo pensé", confesó sobre la influencia de la presencia de Etxeberria en el equipo. "Ayuda mucho que el técnico te conozca y que haya coincidido con él en Lezama".

Iker no dio muestras de tener dudas de lo que le espera en su primera experiencia lejos de Bilbao. Es más, tras pasar "muchos en Lezama", afirmó que "el cambio será para bien". De momento, avanzó que intentará ganarse el puesto y acoplarse a la plantilla desde el primer día de trabajo.

Asimismo, aclaró que el problema con las lesiones que condicionó su proyección ya está superado. "No tuve mucha suerte porque me rompí las dos rodillas de manera casi consecutiva, pero este asunto ya está totalmente olvidado y estoy con muchas ganas de demostrar cosas. Salí más maduro y fuerte de las dos lesiones que tuve".

En ese aspecto, aportó algunas pistas de lo que ofrecerá sobre el césped. "Puedo jugar de seis y de ocho, e intento ayudar lo máximo posible al equipo a estar junto con y sin balón, y a dar equilibrio".

Por último, se refirió al ambiente que espera percibir en el entorno del Tenerife, del que ya le han hablado. "Sé que aquí la afición vive mucho el fútbol. Hay pasión y eso es algo que me gusta, porque también es así en Bilbao, donde el Athletic es algo muy importante".