Deportes
LO ÚLTIMO:
Detenido un hombre por violación en el sur de Tenerife leer

Se extiende el mapamundi blanquiazul

Chilunda, debutante en la jornada inaugural de la Liga 1 2 3, se convirtió en el primer tanzano que participa en un partido oficial del equipo profesional del Tenerife, club en el que han competido jugadores de 38 nacionalidades.
El Día
26/ago/18 6:27 AM
Edición impresa
Se extiende el mapamundi blanquiazul

F utbolistas nacidos en treinta y ocho países diferentes, de los cinco continentes, han formado parte de la historia del Tenerife con su participación en partidos oficiales. El cada vez más extenso mapamundi blanquiazul creció en la primera jornada de la Liga 2018/19 con Shaban Idd Chilunda, el primer tanzano que compite con el plantel profesional del representativo.

El delantero cedido por el Azam se estrenó en el Nou Estadi en la competición española y hoy podría repetir en el Juegos Mediterráneos, ante la UD Almería.

La llegada de Chilunda al Tenerife reforzó, además, la conexión entre la entidad deportiva y el fútbol africano, que pasó de tener los únicos vínculos del marroquí El Ghareff (88/89 y 89/90) y de los sudafricanos Nyathi y Motaung (96/97) a apuntalar el equipo en la década más reciente con jugadores de Camerún (Kome), Ghana (Razak), Túnez (Jouini) Senegal (Ndiaye) o Tanzania (Chilunda).

Aunque se ha abierto este mercado, el puente más productivo sigue siendo el que ha acercado a la Isla a jugadores de Sudamérica, especialmente de Argentina, cuyo actual representante es Lucas Aveldaño. Uruguay y Brasil, fuentes menores de fichajes en otros tiempos, fueron perdiendo protagonismo en el Tenerife. Ifrán e Igor cerraron ambas puertas en 2015 y 2011, respectivamente.

Las alternativas procedentes del otro lado del Atlántico también han restablecido antiguos vínculos, como el hondureño. Antony Lozano, Juan Carlos García (no llegó a jugar) y Bryan Acosta tomaron el testigo de Gilberto Yearwood y Maradiaga, fichados en los 80. Lo mismo pasa con el colombiano Joao, que tuvo el precedente de su paisano Portocarrero en 1999.

Haciendo el mismos paralelismo con el territorio europeo, el Tenerife recuperó el verano pasado con Malbasic la vía serbia, punto de enlace de exblanquiazules del nivel de Jokanovic o Paunovic. La escuela balcánica dejó huella en la Isla, aunque con el paso de los años fueron ganando terreno países como Portugal -Joao Paulo fue el último en 2006- y Francia, cuyo acento lo pone ahora Camille.

Con la bandera puesta también en Oceanía (el australiano Vidmar en la Liga 96/97) y Asia (el japonés Gaku en la 16/17), el repaso de los extranjeros del club incluye particularidades como las de jugadores que nacieron en otros países pero se consideran tinerfeños, como Pier (Italia), Dani y Jonay Hernández (Venezuela), Aarón (Alemania).