Deportes
LO ÚLTIMO:
Una mujer grave tras ser rociada con alcohol por su pareja en Los Llanos de Aridane leer

Vettel gana la carrera y Alonso evita la tragedia

Una mala frenada de Nico Hülkenberg provocó un choque que hizo volar al McLaren.
Efe, Madrid
27/ago/18 6:03 AM
Edición impresa
Vettel gana la carrera y Alonso evita la tragedia

El alemán Sebastian Vettel impuso en el Gran Premio de Bélgica en el circuito de Spa-Francorchamps la ley que indica que el Ferrari es el coche más veloz en este trazado al adelantar a Lewis Hamilton (Mercedes) en un caótico inicio con un choque y varios abandonos.

Vettel supera así al francés Alain Prost con sus 52 victorias y solo tiene por delante los 67 triunfos de Hamilton y los 91 del Michael Schumacher.

Completó el podio Max Verstappen (Red Bull), que progresó cuatro puestos gracias a sus dotes para los adelantamientos, y fue cuarto Bottas (Mercedes) que remontó desde el 17º debido a una sanción por cambios en el motor.

Los Force India de Sergio Pérez y el francés Esteban Ocon fueron quinto y sexto; los Haas del francés Grosjean y Magnussen, séptimo y octavo; y cerraron la zona de puntos Gasly (Toro Rosso) y el sueco Ericsson (Sauber); con Carlos Sainz (Renault) al borde de los puntos, duodécimo, tras salir penúltimo por cambiar su motor.

Todo esto en una salida dramática, en la que una mala frenada del alemán Nico Hülkenberg (Renault) provocó que embistiera a Fernando Alonso (McLaren), que voló sobre el coche del monegasco Charles Leclerc (Sauber), y originó la retirada del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).

Un error garrafal del compañero germano de Carlos Sainz en la primera curva del circuito, cuando frenó demasiado tarde, provocó que golpeara fuertemente la parte trasera del de Alonso, que se elevó por el impacto. El McLaren del bicampeón mundial asturiano tocó el alerón trasero del Red Bull de Ricciardo y pasó por encima del Sauber de Leclerc, a quien el "hado" lo salvó de haber sufrido consecuencias graves y que tuvo que retirarse también. Ricciardo, que pudo pasar por talleres y regresar, provocó al quedarse sin alerón un pinchazo de Kimi Raikkonen (Ferrari), que acabó retirado seis vueltas después.

Entretanto, justo antes de la salida del coche de seguridad, Vettel demostró la superioridad de Ferrari en Spa con un adelantamiento inapelable a Hamilton, que le permitió colocarse en la cabeza justo antes de la reanudación de la carrera. También mejoró mucho su posición Carlos Sainz, que había salido penúltimo. Justo en el 22 paró Hamilton, que colocó el neumático blando (más resistente) en lugar del superblando que tenía de salida, que se veía ya bastante degradado.

Vettel aprovechó la diferencia de 3 segundos que se había ganado en pista para hacer su parada una vuelta después y salir por delante del británico, ayudado por Verstappen. Las últimas trece vueltas dieron para poco.

Los del "cavallino rampante" tienen ahora mismo el coche más rápido de la parrilla y confían en seguir imponiendo su ley en su casa de Monza, dentro de una semana.