Deportes
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El tranvía arrolla a un coche en Santa Cruz leer

El PAOK Sports Center también fue aurinegro

Vidorreta, que reservó a Davin White, apostó por jugadores básicos y repartió más minutos entre otros menos habituales. Iverson fue el mejor de los canaristas: volvió a firmar una gran actuación, con 21 puntos y 9 rebotes para 26 de valoración.
Efe, Santa Cruz de Tenerife
6/feb/19 6:21 AM
Edición impresa
El PAOK Sports Center también fue aurinegro

Efe, Santa Cruz de Tenerife

Así fue. El Iberostar Tenerife ganó ayer al PAOK en Salónica (77-85) y cerró la fase previa de la Liga de Campeones FIBA con doce triunfos y solo dos derrotas, un equipo de Txus Vidorreta que se consolida también en la competición europea y dejó claro que va en busca de repetir título en esta competición.

Pese a que todo estaba decidido para los tinerfeños, líder de su grupo, el equipo no renunció al triunfo frente a los griegos. Buen inicio, pese al acierto del rival y cuando había que decidir, el entrenador de combinado canario sacó a su equipo de gala para dar el toque decisivo. Colton Iverson fue, una vez más, un jugador determinante, tanto en el aspecto reboteador como en los lanzamientos a canasta.

Y es que el jugador norteamericano sigue demostrando que se encuentra en un excelente momento de forma y que ahora es un hombre clave en los esquemas de juego de Txus Vidorreta. Hubo minutos repartidos entre todos sus jugadores, conscientes de que el sábado tendrán que jugar un partido importante en el Santiago Martín frente al San Pablo Burgos y todos estuvieron a un nivel alto, quizás aprovechando esa falta de presión de otros encuentros y que les permitió jugar con la tranquilidad de un partido sin nada en juego. Davin White se quedó sin minutos, -tuvo descanso por precaución a causa de una sobrecarga en la rodilla-, y Thadd McFadden tampoco tuvo muchos. En cambio Staiger, Saiz y Brussino dispusieron de más que el resto.

Cierto es que, pese a todo, el Iberostar Tenerife mandó la mayor parte en el marcador. Salvo en un segundo cuarto donde el PAOK Salónica se fue de cinco (26-21), el resto del choque fue de casi dominio canarista que llegó a ir hasta diez puntos en varias fases.

En el PAOK Salónica solo Hatcher ponía peligro a la defensa visitante, aunque a veces lo apoyaba Chrysikopoulos, muy acertado desde media distancia.

Al descanso se llegó a un 32-35, y al término del tercer cuarto las diferencias se mantuvieron en los mismos tres puntos (55-58) para afrontar un último cuarto que se presentaba muy igualado, hasta que Vidorreta puso en cancha a Iverson para controlar el partido definitivamente.

Los griegos igualaron a 59 puntos, pero un triple de San Miguel y una canasta de Iverson decantaron definitivamente el partido para los aurinegros (69-79) a algo más de minuto y medio, ventaja que supo conservar sin excesivos problemas el conjunto lagunero hasta el final.

Ahora, a esperar rival para los octavos de final. El sorteo se celebrará el viernes.