Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Llanos de Aridane retira honores y distinciones a Franco y a Blas Pérez leer

Corbacho cree "razonable" que Canarias dé prioridad al empleo de residentes

La estrategia impulsada por el Gobierno autónomo encontró ayer el respaldo del ministro de Trabajo, quien aseguró que la delegación de competencias a las autonomías hace que deban ser éstas las que tomen las medidas para combatir su desempleo. No primar la mano de obra local sería "un error", comentó.
EL DÍA/E. PRESS, S/C de Tfe.
4/jun/08 11:49 AM
Edición impresa

El ministro de Empleo e Inmigración, Celestino Corbacho, señaló ayer en Santa Cruz de Tenerife, durante su primera visita oficial a Canarias, que, a pesar de lo expuesto hasta ahora por el Partido Socialista Canario (PSC), "parece razonable que se priorice la contratación de residentes en el Archipiélago", como pretende el Gobierno autónomo con su estrategia de empleo para el periodo 2008-2013, "y que cuando eso no sea posible se recurra a la Península o donde haga falta", agregó.

Corbacho explicó que "si hay más desempleo en Canarias y hay necesidades del mercado interior" la medida proyectada por el Ejecutivo canario "parece razonable". El ministro resumió la situación ac-tual de paro en las Islas con las si-guientes palabras: "Han subido el desempleo y las cotizaciones en la Seguridad Social, ya que se genera empleo a la vez que hay más parados; la población activa ha subido en 600.000 personas, y hoy hay más parados que hace dos años".

Además, afirmó que "lo contrario -no primar el trabajo de los residentes- sería aumentar la tasa de desempleo, lo que sería un error". El responsable de Trabajo aclaró que "España tiene necesidad de mano de obra que ha tenido que contratar en origen, pero la desaceleración ha provocado que, cada vez más, haya zonas donde crece el desempleo y las necesidades del mercado interior tienen prioridad sobre las que se realizan en origen, sin que ello implique que no se realicen éstas para trabajos de estacionalidad".

De igual forma, el ministro abogó por "revisar" los distintos planes de empleo. Así, y refiriéndose al Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), señaló que "existe un contexto nuevo, por lo que habrá que revisar lo que se realizó en una coyuntura determinada, que ha variado". También aseguró que "el Gobierno de España tiene que estar a disposición de lo que identifique Canarias, ya que éste es un país descentralizado y las competencias en empleo están transferidas mayoritariamente a las comunidades". Y justificó que "quien mejor puede identificar las alternativas es el Ejecutivo más próximo".

Cambio de discurso

Asimismo, el ministro aseguró que "el Gobierno español tiene que comprometerse con recursos o medidas" en este asunto y expuso su "predisposición para colaborar, avanzar y dar respuesta al desempleo" que sufre el Archipiélago.

Esta postura del Ejecutivo central contrasta con la expresada por el PSC al Gobierno autónomo, que ha venido tachando de discriminatorio su estrategia de empleo. En estos momentos la Comisionada de Acción Exterior tramita el envío a la Comisión Europea del documento, para que ésta analice su compatibilidad con la legislación comunitaria.

En este sentido, cabe recordar que fuentes de la Comisión Europea, que inicialmente adelantaron críticas hacia la Estrategia de Empleo por parecer "a primera vista" que podía ser discriminatoria con el resto de trabajadores españoles y comunitarios, luego citaron como precedente un caso en el archipiélago portugués de Azores, en el que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) decidió que otro instrumento similar, que fijaba la prioridad de los residentes, "estaba justificado".

Además, los responsables del Ejecutivo canario han mantenido siempre que la estrategia no establece criterios de discriminación en función de la nacionalidad, sino que se limita a prefijar unos requisitos mínimos de residencia. El consejero de Empleo, Jorge Rodríguez, ha manifestado la predisposición del Gobierno a debatir con la UE la iniciativa.

Por otro lado, el ministro Corbacho aprovechó la rueda de prensa que ofreció en la capital tinerfeña para hacer un balance de los datos del paro hechos públicos ayer, con especial referencia al sector de la construcción. Así, señaló que "el desempleo seguirá creciendo" en el mismo, puesto que con la desaceleración económica que atraviesa el país se ha pasado de construir 700.000 viviendas al año a edificarse actualmente entre 200.000 y 300.000.

En cualquier caso, el ministro comentó que era una "barbaridad" que cada año se construyese tal cantidad de casas, cuando la demanda real no superaba las 400.000, por lo que era previsible esta caída. Aún así, reconoció que no esperaba que se produjese de una manera tan "vertical".