Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Primeros trámites para la licitación del carril Bus-VAO y el tercer carril de la TF-5 leer
ITALIA ELECCIONES

La nueva izquierda italiana echa mano de Mujica o Pablo Iglesias en campaña

Cristina Cabrejas, Roma, EFE
8/feb/18 12:27 PM
eldia.es

La izquierda italiana acude a las elecciones del 4 de marzo fragmentada en nuevos partidos que buscan el apoyo de figuras como el cineasta briánico Kean Loach; el líder del español Podemos, Pablo Iglesias, o el expresidente uruguayo José Mujica para conquistar a los electores progresistas.

La gran coalición de centroizquierda que llevó al poder a Massimo D'Alema o a Romano Prodi ya no existe y ahora han surgido numerosos nuevos grupos de corte progresista y que le pueden restar votos en las próximas elecciones al Partido Demócrata (PD) de Matteo Renzi

La palabra "izquierda" prácticamente ha desaparecido del mapa de la política italiana, excepto un pequeño grupo llamado Para una Izquierda Revolucionaria y los que se sienten aún herederos del histórico Partido Comunista italiano.

Pero en esta órbita política al PD le han salido dos competidores: Libres y Iguales y Poder al Pueblo, que pretenden conseguir los votos de los electores de izquierdas y que ven muy lejos de su ideología al socialdemócrata Renzi.

Tanto Libres e Iguales (LeU), que lidera el expresidente del Senado y exfiscal antimafia Pietro Grasso, y Poder al Pueblo (PaP), formada por activistas y excomunistas, han echado mano de personajes mediáticos que representan a la izquierda internacional para apoyar su campaña electoral.

En la presentación a la prensa extranjera de Libres y Iguales el invitado estrella fue por sorpresa Pepe Mujica con un vídeo en el que aparecía con el símbolo del partido en la solapa.

Mujica explicaba que "le duele una Italia que no se ocupa de los débiles" y manda su mensaje a los italianos para que defiendan los valores de justicia, libertad y solidaridad "por los que vale la pena vivir".

Al mensaje del expresidente respondió PaP con otro vídeo, esta vez de Ken Loach que invitaba a dar su apoyo a la nueva formación y consideraba que "en Europa faltaban partidos de izquierdas que se ocupasen de los intereses de los trabajadores".

"Es fantástico oír que en Italia hay movimientos que responden a estas exigencias. Por tanto, solidaridad y buena suerte para vosotros", se despide el director británico comprometido desde siempre en sus películas con los temas del trabajo.

Los nuevos representantes de la izquierda italiana también han buscado sus referentes en Europa y en España Libres e Iguales ha encontrado el apoyo de Pablo Iglesias.

"Entre nuestras referencias está seguramente Podemos para cambiar nuestros países, para cambiar juntos Europa", escribía el representante de LeU Nicola Frantoianni en su cuenta de Twitter junto con una foto con el líder de Podemos.

Iglesias le contestaba en perfecto italiano siempre en la red social: "Gracias Nicola, buena suerte y valor a los compañeros y compañeras de Libres e Iguales".

PaP por su parte organizaba hace unos días una reunión en París con el representante de la izquierda italiana Jean-Luc Melenchon y en su página de Facebook recordaba que el líder de la española Izquierda Unida, Alberto Garzón Espinosa, también les apoyaba.

Intentos de las nuevas formaciones como LeU, que suma viejas guardias como D'Alema o jóvenes rivales de Renzi como Roberto Speranza, de buscar una identidad en este nuevo panorama.

En la página web de PaP, en cuyas listas van desde excomunistas, sindicalistas y antisistema como una de las líderes Viola Carofalo, también un guiño al ecologismo con una foto de una de las grandes defensoras del medioambiente la india Vandana Shiva con la bandera roja del partido.

Por el momento el apoyo de estos personajes no parece haber calado demasiado entre los italianos pues en el último sondeo publicado ayer en algunos medios el partido de Grasso llega al 5-6% y Poder al Pueblo se queda en el 0,5-0,6%, mientras que lo que queda el Partido Comunista, liderado por Marco Rizzo, conseguiría un 2 %.

Pocos votos, pero todos ellos que podría echar de menos el Partido Demócrata.

ITALIA ELECCIONES