Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Manuel Valls: "Quiero ser el próximo alcalde de Barcelona" leer
UE

Alemania, Francia, España y otros 13 países buscan desbloquear la reforma del asilo

Bruselas, Europa Press
23/jun/18 7:53 AM
eldia.es
Angela Merkel./CHRISTIAN BRUNA (EFE)

Los jefes de Estado y de Gobierno de Alemania, Francia, España, Italia y otros doce países miembros de la Unión Europea tratarán de desbloquear la reforma del sistema común de asilo este domingo en Bruselas en una cumbre informal de líderes convocada por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la cual los países del grupo de Visegrado (Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia) ya han anunciado que no participarán.

La "reunión de trabajo", tal y como ha sido calificada esta cita por la canciller alemana, Angela Merkel, se centrará en la discusión de diferentes propuestas de los estados miembro para encontrar "una solución europea" a los desafíos migratorios de cara a la próxima cumbre de líderes de la UE los días 28 y 29 de junio en la capital comunitaria, en la que sí que participarán los Veintiocho. No obstante, la canciller ya ha dicho que no habrá declaración de conclusiones al finalizar la jornada.

En concreto, los líderes analizarán una propuesta liderada por Austria y Dinamarca, y apoyada entre otros por Alemania, Italia, España y Países Bajos, que plantea la posibilidad de crear centros de migrantes fuera de la UE --como en el norte de África-- en los que se distinguiría entre aquellos que han salido de sus países por razones económicas y aquellos que tienen derecho a recibir protección internacional.

Así consta en el primer borrador de conclusiones de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la próxima semana, al que ha tenido acceso Europa Press. "El Consejo Europeo apoya el desarrollo del concepto de plataformas regionales de desembarco en cooperación con ACNUR y la OIM (Organización Internacional para las Migraciones)", afirma el texto provisional.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, propuso esta idea en 2016 y hasta la actualidad ni la Comisión Europea ni el resto de Estados miembros barajaban esta idea como respuesta a los desafíos migratorios, centrada en las cuotas de reparto de refugiados propuestas por Bruselas y rechazadas de pleno y desde el inicio por los países del grupo de Visegrado.

No obstante, la crisis de refugiados vivida en la UE en 2015 y 2016 y la política europea en materia de migración han generado una profunda división entre los países del Este y del Oeste y también entre Norte y Sur con posturas que hasta ahora parecían insalvables, y que han propiciado que la mayoría de países, también la Comisión, acaben respaldando la creación de centros de migrantes fuera del bloque comunitario para desbloquear la reforma del asilo.

BULGARIA PROPONE EL CIERRE INMEDIATO DE FRONTERAS

Bulgaria, que hasta el próximo domingo ostenta la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, propondrá en la cumbre del domingo el cierre inmediato de las fronteras exteriores de la UE a los migrantes y la creación de centros para los refugiados que huyen de las guerras fuerza del territorio de la UE.

El primer ministro búlgaro, Boyko Borisov, ha dicho que una vez que los flujos se hayan reducido, la UE debería abordar los miles de migrantes que ya están en Europa, haciéndose cargo de aquellos que huyen de conflictos y enviando de vuelta a casa al resto, a la vez que ha apuntado a que dichos centros pueden situarse en Libia y Turquía.

DIVISIÓN EN EL GOBIERNO DE MERKEL

El gobierno de Alemania, país que más refugiados ha acogido hasta el momento, está dividido en torno a la política de asilo. El ministro de Interior, Horst Seehofer, --presidente del partido aliado de Merkel, la CSU bávara-- ha anunciado su intención de poner en marcha, con o sin apoyo de la canciller, su polémico plan de frenar la entrada al país de refugiados previamente registrados en otros países europeos, una vez que obtuviera luz verde de su cúpula.

Finalmente ha decidido conceder las dos semanas de tiempo que reclamaba Merkel para poder cerrar acuerdos bilaterales con países como Italia en el marco de la cumbre del 28 y 29 de junio. Sin embargo, el socio de la canciller lo ha dejado claro: si no se alcanza una solución a nivel europeo con un efecto similar, su plan se pondrá en marcha a primeros de julio. Y el Consejo de esta semana es la fecha que estaba marcada en el calendario para acordar la reforma del sistema común de asilo.

BRUSELAS RESPALDA LA NUEVA ESTRATEGIA

Bruselas había defendido hasta ahora una política de asilo basada en la "responsabilidad y la solidaridad" a partes iguales, pero su plan de reparto de refugiados propuesto en 2015 para hacer frente a la crisis migratoria de ese año no ha funcionado por la negativa de diversos países a acoger a ningún solicitante de asilo, los problemas en la gestión de las peticiones y las divergencias entre países.

Por ello la Comisión Europea ha decidido apoyar la nueva estrategia planteada por los Estados miembros para desbloquear de una vez la situación. Así, el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, ha afirmado esta semana que está analizando junto a Naciones Unidas y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) la creación de plataformas de desembarque en lugares seguros.

No obstante, Avramopoulos ha reconocido que por el momento ningún país ha expresado su voluntad formal de participar en esta propuesta, si bien ha apuntado a que la Comisión quiere "intensificar la cooperación" con Argelia, Libia, Túnez, Egipto, Níger o Marruecos.

DEBUT DE SÁNCHEZ EN UNA CUMBRE EUROPEA

La reunión de este domingo, aunque informal, supone el debut del nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un encuentro europeo. Sánchez también participará en el Consejo Europeo de la próxima semana junto al resto de líderes de los Veintiocho, y mantendrá una reunión con Juncker antes del inicio de la cumbre.

La lista de países que participarán en la reunión del domingo incluye a ocho nuevos países: Bélgica, Países Bajos, Croacia, Eslovenia, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Luxemburgo, que se suman a los ocho iniciales: Francia, Alemania, España, Italia, Grecia, Bulgaria, Austria y Malta.

Bruselas ha insistido en que se trata de "una invitación abierta a todos los interesados en encontrar una solución europea" a la cuestión migratoria y que "nadie está excluido, pero nadie está obligado a asistir".

UE