La primera ministra de Rumanía denuncia una intentona golpista en una carta a Junker

Una mujer agita la bandera nacional mientras hace señales de victoria a los vehículos que pasan durante el cuarto día de protesta anticorrupción contra el gobierno izquierdista, frente a la sede del gobierno en Bucarest, Rumanía./ROBERT GHEMENT (EFE)
Madrid, Europa Press
eldia.es

La primera ministra de Rumanía, Viorica Dancila, ha enviado una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que denuncia que su Gobierno ha sido víctima de un intento de golpe de Estado por las multitudinarias protestas que han tenido lugar en Bucarest contra la corrupción.

En la carta, dirigida a Juncker y al primer vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, Dancila se refiere a la manifestación celebrada el pasado 10 de agosto, en la que miles de personas se concentraron frente a la sede del Gobierno, en Bucarest, para protestar por la carestía de la vida y la extendida corrupción.

Algunas personas intentaron rebasar el cordón policial que protegía el edificio oficial desatando un enfrentamiento en el que los manifestantes lanzaron objetos contundentes como piedras o botellas a la Policía y los agentes respondieron con gases lacrimógenos y cañones de agua. Más de 400 personas resultaron heridas.

La Fiscalía ha recibido más de cien denuncias, tanto de personas como de organizaciones, por un supuesto uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía. En consecuencia, el Ministerio Público investiga a la unidad antidisturbios, a la responsable local que autorizó las cargas, Speranta Cliseru, y a la ministra de Interior, Carmen Dan.

"Los eventos del 10 de agosto no tenían organizadores, razón por la cual algunos manifestantes aprovecharon la oportunidad para incitar a acciones violentas. Hubo repetidos intentos de entrar en las oficinas gubernamentales forzando las líneas policiales", ha relatado la jefa de Gobierno.

Dancila ha defendido que, en este contexto, "las fuerzas de seguridad dieron los pasos necesarios para frenar la violencia", subrayando que, en el caso de que abusaran de su poder, "ya se ha iniciado una investigación por las denuncias presentadas por algunos manifestantes por ciertos hechos".

La primera ministra ha denunciado que "hay voces que han llamado a continuar con las protestas, acusando a las instituciones estatales y a las fuerzas de seguridad --las cuales tienen en todos los estados miembro el papel de proteger a los ciudadanos de acciones violentas--".

En concreto, ha criticado el rol jugado por el presidente rumano, Klaus Iohannis, que "ha ignorado" la función de mediación entre la sociedad, las fuerzas políticas y las instituciones estatales que le otorga la Constitución de Rumanía para, en cambio, "acusar al Gobierno y llamar a que las protestas continúen".

"Creo que estos intentos de derrocar a un Gobierno legítimo pueden representar un precedente peligroso en los estados democráticos", ha indicado Dancila, según informa el medio digital Romania Journal.

Un portavoz de la Comisión Europea ha confirmado a la agencia de noticias rumana Agerpres que han recibido la misiva y ha indicado que el Ejecutivo comunitario responderá en el momento adecuado.

Uso de Cookies: Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información