La Laguna
LA LAGUNA

Álvarez pregona las fiestas del Cristo a través de la música

La profesora recorre distintos capítulos musicales de la ciudad Destaca la "devoción femenina" en torno al Crucificado Moreno.
El Día, La Laguna
1/sep/18 0:37 AM
Edición impresa

La catedrática de Historia de la Música de la Universidad de La Laguna y vicepresidenta primera de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel de Arcángel, Rosario Álvarez, dio ayer el pistoletazo de salida a las fiestas en honor del Santísimo Cristo de La Laguna con un pregón a través de la música y la historia, y en el que también entreveró algunos recuerdos personales.

Álvarez comenzó agradeciendo la posibilidad de abrir los festejos mayores de la ciudad -"y quiero agradecerlo aún más por ser una persona que, como bien se sabe, ha vivido en Santa Cruz desde siempre", apuntó-, y se introdujo en adelante en sus vivencias de infancia en torno a la Ciudad de los Adelantados y su relación con las fiestas del Cristo.

"En aquella época a todos los niños nos encantaba corretear por la plaza de piso de tierra adornada con sus arcos de madera formando calles, una plaza que nos parecía inmensa, con su templete de mampostería en el centro, al que subíamos y bajábamos con tanta facilidad", rememoró sobre aquellas celebraciones del ayer, con su tiovivo, norias, cochitos locos, tómbolas, casetas de tiro... Y llegó a establecer un parangón entre ese espacio y la música de Stravinsky: "(...) Nunca me olvidaré de esa inmensa algarabía que se fue acentuando con el tiempo y que ponía como ejemplo a mis alumnos cuando tenía que explicar la maravillosa música de feria ideada por Igor Stravinsky para su ballet Petrushka, en la que se pueden identificar los distintos elementos que en ella colisionan: vendedores ambulantes, el organillo de un ciego, domadores de animales, colectivos de criadas, tiovivos y, sobre todo, las marionetas protagonistas de la historia".

Tras algunas pinceladas sobre la historia del Crucificado Moreno, Rosario Álvarez insistió en varias ocasiones en la "devoción femenina" en torno a la imagen desde el pasado. Y a partir de ahí, la música, el grueso de su intervención: la importancia de este arte para el boato de las celebraciones litúrgicas, los órganos en los distintos templos laguneros y otros avatares musicales en la Ciudad de los Adelantados.

LA LAGUNA