La Palma

Un piso tutelado en Tazacorte lleva más de una década cerrado

Fue cedido al Cabildo "hace casi 14 años" y, según denuncia Nueva Canarias, "nunca se ha utilizado". Piden que se estudie su uso como extensión de la residencia de mayores.
El Día, Tazacorte
7/jul/18 6:30 AM
Edición impresa

El coordinador local de Nueva Canarias en Tazacorte, Juan Miguel Rodríguez, ha denunciado que en las últimas 25 viviendas de promoción pública que se construyeron en la Calle Canarias, se encuentra un piso tutelado que fue cedido al Cabildo de La Palma "y que lleva más de una década cerrado y sin haber sido utilizado nunca", una situación que califica de "lamentable".

Rodríguez afirma que es "sumamente curioso y caótico" que exista una infraestructura pública construida con el "esfuerzo de todos", que tiene como finalidad dar un servicio de atención a aquellas personas o colectivos necesitados, en situación de vulnerabilidad social por su situación de dependencia, "y que transcurridos casi 14 años no tenga ningún uso".

NC entiende que es necesario buscar una "solución racional a tanta desidia por parte de la administración pública". Y es que a su juicio "no es de recibo que ante tanta necesidad social, la administración insular se mantenga en la inacción y no haya sido capaz, en todo este tiempo, de poner en funcionamiento esa vivienda".

El dirigente de la izquierda nacionalista, que antaño fue primer teniente de alcalde con UB, recuerda que el Ayuntamiento de Tazacorte cuenta con una residencia para personas mayores, con una capacidad para doce personas, "y es conocido por todos que existe lista de espera de ciudadanos interesados en entrar". Por ello, demanda al ayuntamiento "que tome cartas en el asunto", ya que "perfectamente podría darle uso a esta vivienda como una extensión de la residencia actual", contando en ese caso con lavandería y cocina suficiente "para prestar servicio a 18 ó 19 residentes en vez de los doce actuales". El piso "tendría capacidad para 6 ó 7 residentes más", dice Juan Miguel Rodríguez.

La residencia dispone de nueve trabajadores, plantilla que según estima "podría ampliarse en otros cuatro puestos de trabajo" en caso de utilizarse el piso tutelado. Por lo que, "se pasaría de tener una instalación sin utilizar" desde hace años, a crear más plazas residenciales y empleo.