Santa Cruz de Tenerife

Urbanismo pide reforzar un solar de Los Majuelos "por seguridad"

El ayuntamiento da un plazo de dos meses para que los propietarios del terreno hagan obras de refuerzo, por valor de 52.000 euros, y de esta forma evitar la ejecución subsidiaria.
El Día, S/C de Tenerife
2/dic/18 6:38 AM
Edición impresa
Urbanismo pide reforzar un solar de Los Majuelos "por seguridad"

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz ha dado un plazo de dos meses a los propietarios de un céntrico solar radicado en el número 60 de la avenida Los Majuelos, en El Sobradillo, para la ejecución de obras que garanticen la seguridad de las personas y bienes públicos, una actuación que llevará consigo la obligación de estabilizar el terreno y reforzar la infraestructura con la que linda, una acera de una de las principales arterias del distrito Suroeste.

Así consta en una resolución firmada por el concejal responsable del área en la que se insta a los propietarios de las cuatro parcelas en las que está divido el solar "a realizar la construcción de un muro de contención en la alineación oficial, relleno y posterior compactación, según la normativa vigente, y cerramiento de cada uno de los solares mediante bloque de hormigón enfoscado y pintado", así como el propio relleno de los solares.

Toda esta actuación ha sido valorada por los técnicos del Servicio de Disciplina Urbanística por un total de 52.000 euros (cantidad sin IGIC) que tendrán que afrontar los dueños de las parcelas a partes iguales, 13.000 cada uno, según la resolución firmada el pasado 20 de noviembre. En este caso, después de la notificación tendrán dos meses para ejecutar las obras demandadas, ya que, de no ser así, será el propio ayuntamiento el encargado asumir la ejecución subsidiaria de las obras, esto es, realizar las actuaciones según el proyecto de Disciplina Urbanística y pasar el cargo a los dueños.

En la actualidad, el perímetro de solar se encuentra vallado, aunque EL DÍA pudo constatar que parte del mismo está abierto por el central y está delimitado su paso interior por simples bridas de color negro. A día de hoy está prohibido el tránsito por la acera precisamente por el riesgo de hundimiento de la misma, aunque se permite el estacionamiento de vehículos.

El primer expediente que consta en el ayuntamiento se remonta al 5 de noviembre de 2012, momento en el que los colectivos vecinales advirtieron del problema del terreno y sus posibles afecciones. El 1 de abril de 2013 se dicta la primera orden de ejecución para la realización de obras de limpieza y cerramiento de los solares, aunque no fue posible la notificación a los propietarios y el expediente, sin tener constancia de los motivos se paralizó.

Una vez reiniciado el expediente sobre los solares afectados, el 25 de enero de 2016 se dicta desde la Gerencia una nueva resolución, esta vez contra la persona que parecía ser el titular del terreno al advertir que el desmonte del mismo "ha ocasionado graves desperfectos en la calzada que amenaza con desplomarse y supone un grave peligro para viandantes y vehículos que la transiten", instando al conveniente vallado de todo el perímetro y la señalización adecuada. No obstante el 30 de marzo, la supuesta propiedad notifica que no lo es y que se realizó una permuta con una empresa constructora, siendo infructuosa la perceptiva notificación.

Ya el 26 de octubre de este año Urbanismo logra determinar los propietarios de las cuatro parcelas en las que está dividida el solar a través de la Sección de Gestión Tributaria, emitiéndose 5 días más tarde un informe sobre el estado en el que se encuentra el espacio, comprobándose "una sobreexcavación bajo la acera de la avenida Los Majuelos, viéndose afectado el acerado que presenta una flecha importante y grietas en el pavimento, con posible desplazamiento hacia el interior", pudiendo afectar todas estas patologías "a la seguridad de personas y bienes", determinando obras por valor de 40.000 euros (10.000 euros por propietario).

Por último, el pasado día 13 de noviembre se emitió otro informe actualizando el coste de los trabajos al añadirse apuntes sobre las necesidades para garantizar la seguridad que incrementaron el coste de los trabajos en 12.000 euros, dejando la valoración de las obras en 52.000 euros finales.