Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Baja el consumo de alcohol en España pero crece el de tabaco y cannabis leer

Las Delicias contará con el segundo mayor parque canino de la ciudad

Las obras en la instalación comenzaron hace unos días y en ellas el consistorio invertirá algo más de 35.000 euros También se colocarán elementos para la práctica de calistenia.
El Día, S/C de Tenerife
7/dic/18 6:27 AM
Edición impresa
 

Las Delicias, en particular, y Ofra, en general, estrenarán este mes, en el conocido como parque del Yumbo, la segunda zona acotada para perros más grande de la ciudad, con más de 1.100 metros de superficie y 134 de perímetro.

Las obras de la instalación, en las que el Ayuntamiento de la capital invertirá algo más de 35.400 euros, comenzaron hace unos días y la idea es que estén finalizadas a lo largo de los próximos días. En concreto, la financiación corre a cargo de los presupuestos participativos y de los recursos propios del distrito Ofra-Costa Sur.

El parque canino, cuyas obras visitaron esta semana tanto el alcalde, José Manuel Bermúdez, como el concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, estará ubicado en una de las terrazas, que en la actualidad estaba destinada a jardín con picón. Para su puesta en marcha ha sido necesario retirar varios árboles.

Según explica el alcalde, la superficie de la instalación canina constará de una capa de grava de unos 25 de centímetros de espesor para hacerlo más adaptable a la práctica de los perros.

Además, añade, el nuevo espacio, que estará delimitado por vallas de un metro de alto, dispondrá de varios elementos de "agility" -modalidad competitiva donde un guía dirige a un perro sobre una serie de obstáculos-, bancos, papeleras y otros elementos.

"La idea es concienciar a los vecinos mediante la creación de un espacio específico para las mascotas, de tal forma que también se divulguen las medidas de control y que se respeten las normas que marca la ordenanza en cuanto a la tenencia de animales", subraya, por su parte, Dámaso Arteaga.

Con ello hace referencia a la necesidad de que los dueños retiren los excrementos de las mascotas y que todas lleven el correspondiente chip de identificación. "Estos espacios sirven para concienciar más a la gente. Hoy, el parque está tan abierto que cualquiera deja los restos y se va", señala.

Además del recinto canino, el parque estrenará a lo largo de este mes dos elementos de calistenia, una práctica deportiva que tiene cada días más usuarios en la capital. En concreto, ambos elementos se instalarán en la parte juvenil de la instalación, que ya cuenta con una cancha deportiva. "Queremos que sea más atractiva para la gente joven", añade Arteaga.

Todas estas actuaciones están contempladas en el plan director del parque, un documento dividido entre 2018 y 2019 y que recoge también la colocación de elementos biosaludables en una zona destinada para mayores.

"La idea es adaptar los espacios y hacerlos más útiles para los ciudadanos", concluye el alcalde.