Santa Cruz de Tenerife

El ayuntamiento actúa contra la plaga de ratas de la calle La Palma

Vecinos y comerciantes de la calle y de su paralela, Doctor Allart, denuncian la existencia de una colonia de roedores en dos inmuebles que se encuentran en estado de semirruina.
P.P. Peña, S/C de Tenerife
14/mar/19 6:30 AM
Edición impresa
 

P.P. Peña, S/C de Tenerife

Varias viviendas en estado de abandono radicadas en la calle La Palma son el origen de una plaga de ratas que tiene de los nervios a los vecinos y comerciantes de la zona, lo que ha provocado la rápida reacción de la Concejalía de Medio Ambiente para desratizar y desinsectar el enclave tras la alarma creada. No solo en la calle, en concreto, en donde los afectados han denunciado el origen del problema, sino en los alrededores, teniendo en cuenta que se trata de un punto estratégico de Santa Cruz de Tenerife, al lado de la calle Castillo.

En este caso ayer mismo actuaron los técnicos de la empresa para el control de plagas, pero "no se trata de un problema nuevo o aislado", advirtieron los residentes, que recordaron que otra de las calles en donde es frecuente ver roedores es en Doctor Allart, justamente la vía paralela a La Palma, porque los inmuebles interiormente conectan entre calle y calle y permiten a los roedores ampliar su ámbito de movimientos.

Durante todo el día de ayer, el tema de conversación de los locales y vecinos en la zona se centraba en la "auténtica plaga que estamos sufriendo desde hace años", apuntando que "hasta que no echen abajo las casas o las limpien y después las tapien no se va a solucionar nada de nada", lamentó una vecina de la parte alta de la calle La Palma.

La afectada apuntó que por la noche, justamente al lado de los contenedores de basura que existen a mitad de calle, es el punto en donde están las ratas, culpabilizando de la situación a comerciantes y vecinos que dejan basuras por fuera. "Es lamentable que por unos pocos estemos así. No soy la única que ha denunciado esto", dijo.

En esa misma línea se expresó una de las personas vinculadas a una conocida panadería que existe en la cabecera de la calle. Apuntó que "es normal ver a los bichos cuando oscurece, pero hoy (por ayer) me enseñaron un vídeo que da miedo, mucho asco. A ver si actúa el ayuntamiento como debiera. Hay montón de agujeros por debajo de las puertas y paredes y por allí se cuelan las ratas. También no sé cómo se las arreglan, pero en edificios de más plantas han aparecido", dijo haciendo referencia a comentarios de clientes.

En este punto del callejero casi no hay viviendas ni negocios, pero en la calle paralela, en Doctor Allart, la actividad es muchísimo mayor y la preocupación está al mismo nivel porque hay comercios y algunas cafeterías. Allí, otro de los consultados, gerente de una pequeña empresa, criticó que estando en el centro de Santa Cruz, "tengamos que vivir este tipo de situaciones. De día, por lo general, se ve alguna rata, pero el problema es una vez que oscurece, que es cuando salen".

Dos trabajadores de oficinas de la calle reconocen que en un año han visto dos o tres roedores en Allart, "pero en la calle de al lado (La Palma), cuando vamos a desayunar o salimos tarde parece que somos testigos de una fiesta de pijamas" por la cantidad de ratas que hay en los contenedores.

En otro orden de cosas, ayer por la mañana varios operarios de la empresa adjudicataria del servicio de lucha contra las plagas empezaron a colocar cebos en puntos estratégicos de la calle La Palma y en la red de alcantarillado del entorno con el objetivo de minimizar el problema de roedores en este entorno paralelo a la céntrica calle Castillo.

Expediente a través de la Gerencia de Urbanismo

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz, Carlos Correa, aseguró ayer que se trata de un problema que "no es nuevo", recordando que "hace un mes estuvimos actuando en la misma zona". Explicó que su área ha propuesto a la Gerencia de Urbanismo "abrir un expediente para comunicar a la propiedad de los dos inmuebles en estado de semirruina (uno de ellos tiene apuntalada su fachada por la calle La Palma) la obligación de limpiarlos, tapiarlos y desratizarlos y desinsectarlos".

Llamamiento para evitar las acciones incívicas

Correa apuntó que en esta calle se dan varias coincidencias, como son "la presencia de viviendas que se han convertido en un foco de roedores, contenedores de basura al lado y el poco civismo de las personas que dejan bolsas de basura y desperdicios por fuera, lo que provoca que se den todas las circunstancias para que el problema no se ataje". Reclama que las basuras se depositen en los contenedores y que se cumplan los horarios para dejarlas.