ESTUDIO DROGA

Escocia, la región del mundo donde más cocaína se consume en una sola sesión

Fotografía cedida por las Fuerzas marítimas del Pacífico de la Armada Real Canadiense donde aparece un miembro de la Guardia Costera de los Estados Unidos sacando paquetes de cocaína de un bulto durante la Operación CARIBBE, el 5 de abril./CORTESÍA (EFE)
Edimburgo (Reino Unido), EFE
eldia.es

Escocia es la región del mundo donde mayor es el consumo de cocaína en una sola sesión, lo que se debería, según los expertos, a la menor pureza de esta sustancia ilegal.

Así se desprende de la Encuesta Global de Drogas 2018 sobre hábitos de consumo y su impacto en la salud, que se ha publicado hoy y que analizó las prácticas de 130.000 personas en 44 países.

El sondeo reveló que en Escocia se consume la mayor cantidad de cocaína por sesión (1,2 gramos), más del doble del promedio mundial (0,5 gramos) y una cifra significativamente más elevada que en Inglaterra (0,7 gramos).

Además, el 37,4 % de los usuarios encuestados en Escocia y el 36,8 % en Inglaterra afirmó que puede conseguir cocaína "en 30 minutos", por lo que los investigadores señalaron que esta sustancia ilegal se entrega "más rápido que una pizza".

Según indicaron, los traficantes compiten por los clientes no solo con la calidad del producto, sino a través de la velocidad de entrega.

El estudio analizó también el consumo de alcohol y mostró que Escocia tenía la mayor proporción de ciudadanos (un 4,2 %) que requiere atención médica de emergencia, después de consumirlo.

"Esto es el doble del nivel de bebedores ingleses que buscan tratamiento médico después de beber, lo que da una idea de cómo de arraigado está el problema del alcohol al norte de la frontera (con Inglaterra)", recogió el informe.

Adam Winstock, psiquiatra y director del estudio, dijo que el hecho de que Escocia e Inglaterra estén entre las cinco naciones más importantes del mundo que necesitan tratamiento de emergencia tras consumir alcohol "es verdaderamente preocupante".

"Este es otro hallazgo que demuestra cuánto trabajo se requiere todavía para trasladar el mensaje del consumo responsable", afirmó.

Escocia instauró el pasado 1 de mayo una ley para garantizar un precio mínimo de 50 peniques (57 céntimos de euro) para la compra de bebidas alcohólicas en tiendas y supermercados con el objetivo de disminuir el consumo que causa miles de muertes al año y eleva la criminalidad.

Uso de Cookies: Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información