Un concurso de 'apps' para garantizar el futuro de la agricultura en África

Un 'hackathon' celebrado en Ruanda junta a desarrolladores para incitar a los jóvenes a trabajar en el campo con nuevas tecnologías
Sequía en Senegal./Lys Arango
Kigali, Fundación Thomson Reuters/Ep
eldia.es

Jóvenes programadores africanos están intentando transformar la realidad africana a golpe de aplicación. Desde una para diagnosticar enfermedades en las granjas de Zambia hasta "emparejamientos" entre propietarios de tierra y jóvenes agricultores de Senegal, la última edición del certamen tecnológico celebrado en Ruanda bajo los auspicios de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, ha demostrado cómo las nuevas tecnologías pueden apelar a los jóvenes a combatir contra el hambre en el continente.

Mantener a los jóvenes en la agricultura es clave para aliviar el hambre en África, que tiene el 65 por ciento de la tierra cultivable sin usar del mundo, pero gasta 35.000 millones de dólares al año en la importación de alimentos.

"En nuestras familias, la agricultura ya no es buen negocio. No hay rendimiento", explica Ndayisaba Wilson, de 24 años, cuyo equipo de colaboradores ha propuesto un dispositivo con energía solar de 400 dólares que puede optimizar el uso de agua y fertilizantes. "Creemos que si la tecnología es buena y los agricultores pueden ver los beneficios, la adoptarán".

El de Wilson es uno de los ocho equipos que participan en un 'hackathon' -- una incubadora de ideas y proyectos relacionados con el software -- celebrado en la capital ruandesa, Kigali. El ganador fue AgriPredict, una aplicación que ya opera en Zambia y que puede ayudar a los granjeros a identificar enfermedades y plagas, incluida la voraz oruga del otoño, que come cultivos y ha causado estragos en gran parte del África subsahariana.

Los agricultores pueden acceder directamente desde sus teléfonos o a través de Facebook. El responsable directo de la iniciativa, Mwila Kangwa, de 31 años, ha explicado que el proyecto surgió surgió de dos desastres que afectaron a los agricultores de Zambia en 2016: la tuta absoluta, una enfermedad del tomate y la mencionada oruga.

"Nos dimos cuenta de que no había herramienta alguna que ayudara a los agricultores a mitigar, prevenir o incluso contrarrestar estas enfermedades, así que se nos ocurrió la idea de crear un software para ayudar a los agricultores", ha explicado a la Fundación Thomson Reuters.

El equipo ganador recibirá de la FAO dinero para refinar sus productos y una oportunidad para conocer posibles patrocinadores y socios.

"Lo que han aportado ha sido una solución de gran solidez técnica y la capacidad de transmitir el mensaje a los jóvenes mediante, por ejemplo, Facebook", ha explicado Henry van Burgsteden, responsable de la FAO para innovación digital y uno de los jueces del proyecto.

Uso de Cookies: Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información