Sociedad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Decomisan artículos falsos en 28 comercios del Sur de Tenerife con 26 detenidos leer

Vuelta al acoso escolar

Las campañas de prevención lanzadas en los últimos años han logrado que haya "mucha más concienciación", pero este tipo de violencia sigue siendo una realidad.
D. Pérez (EFE)
4/sep/18 1:08 AM
Edición impresa

Llega septiembre, la vuelta al cole y, por desgracia, en muchos casos, al acoso escolar, un tipo de violencia que no desaparece ni durante las vacaciones y para cuya erradicación los expertos consultados por Efe ofrecen una serie de consejos.

"Cómo afrontar el nuevo curso, cómo olvidar lo que han vivido los cursos pasados y cómo superar el miedo a volver a hacer a una situación de acoso e indefensión" son las principales inquietudes que los niños y jóvenes víctimas de maltrato han transmitido este verano al teléfono de la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR).

Lo explicó la psicóloga de esa Fundación, Diana Díaz, quien destaca que las campañas de prevención lanzadas en los últimos años han logrado que haya "mucha más concienciación".

También han conseguido que el acoso escolar sea percibido como "un tipo de maltrato" y que los niños sean conscientes de que "la movilización de los compañeros" es la estrategia más eficaz para frenar el acoso, enfatiza.

Según datos de la Fundación ANAR, la mayoría de los niños que hacen las consultas sobre acoso escolar tienen entre 11 y 13 años, mientras que en las preguntas sobre "cyberbullying" la edad media es de 14 años.

"Las razones que desencadenan el acoso escolar según las llamadas que recibimos por parte de las víctimas son la marginación ya sea por destacar por su inteligencia, por tener algún tipo de defecto físico o por ser poco abierto en relaciones sociales y no seguir los mismos gustos que la mayoría", explica la psicóloga.

Para hacer frente al acoso desde el primer día de clase, Díaz recomienda que "no haya demora" en la petición de ayuda, que las posibles víctimas lo hagan desde el momento en el que empiecen a sentir los primeros síntomas.

Además, insta a trabajar la autoestima y las habilidades sociales para que las víctimas tengan más "seguridad" a la hora de resolver cualquier tipo de situación.