Sociedad

"Muchos padres o profesores no saben cómo actuar ante el acoso"

El psicólogo Roberto García manifiesta que, a veces, el menor de edad no es consciente de que lo que sufre en el colegio o instituto es un problema de "bullying" y se le debe explicar.
El Día, S/C de Tenerife
24/dic/18 6:18 AM
Edición impresa

El Día, S/C de Tenerife

El psicólogo Roberto García, vicepresidente de la Asociación Canaria No al Acoso Escolar, asegura que actualmente "no hay datos concretos" para conocer la dimensión real de este problema en el Archipiélago. Pero sí manifiesta que "hay personas que no saben cómo actuar ante esta situación y cómo se aplica el protocolo".

Entre esos ciudadanos que desconocen los recursos a los que deben acudir ante ese problema, menciona que hay muchos padres y profesores.

En esa línea, también comenta que existen alumnos que saben que "se meten con ellos, pero no identifican esa circunstancia" con el citado fenómeno denigrante para ellos.

Señala que, como profesional, le han llegado muchos casos de ese tipo.

Ante ese panorama, Roberto García considera necesario ofrecer formación en esta materia y que dicha orientación debe estar dirigida a los menores, a sus padres o docentes, pero también a otros trabajadores de la comunidad escolar que pueden ser testigos de estos episodios delictivos, como pueden ser el personal de los comedores o las empleadas de la limpieza, por ejemplo.

Recuerda la importancia de no centrarse exclusivamente en el agresor y el alumno afectado, sino también en aquellos otros niños o adolescentes que, en un momento dado, pueden ser testigos o contribuir a la divulgación de mensajes y vídeos que resultan muy negativos para las víctimas.

Respecto a dichos "espectadores", García señala que "pueden hacer que se perpetúe el acoso o que se termine".

Este psicólogo ha decidido integrarse en un partido político denominado Unión de Ciudadanos Independientes (UCIN), que aspira a tener representación en el Archipiélago.

Indica que "también estamos muy preocupados por las dificultades que todavía tiene la comunidad sorda para integrarse" en la sociedad.

Para García, "realmente, no hay inclusión". Para salvar ese "abismo", defiende la necesidad de aplicar más medidas para que, en el futuro, se pueda llegar a la "convivencia" plena. Por ejemplo, aclara que los niños sordos no cuentan con intérpretes de lengua de signos en Educación Primaria, lo que puede generar un desfase entre los alumnos sordos y aquellos que no tienen esa discapacidad. Otro de los pilares del programa de UCIN es la defensa de los autónomos para que paguen menos impuestos y, a la vez, tengan derecho a paro o a la baja laboral.

las claves

El psicólogo defiende la necesidad de aplicar más medidas para que las personas sordas tengan una mayor inclusión en la sociedad.

Desde la formación UCIN defienden que los autónomos cuenten con más derechos, paguen menos impuestos o tengan acceso al paro.