Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Celaá sobre el Consejo de Ministros en Barcelona: "No tenemos nervios" leer

Un matrimonio duerme en un coche ante el peligro de derrumbe de su casa

La vivienda afectada, situada en la calle La Guancha número 32 del barrio de Cuesta de Piedra, tuvo que ser apuntalada ante el inminente peligro de caída. El acceso a la misma quedó precintado.

EL DÍA, S/C de Tenerife
13/oct/02 9:49 AM
Edición impresa

Un joven matrimonio y sus dos hijos de corta edad que viven en la Cuesta de Piedra, en la Capital tinerfeña, tuvieron que pasar la noche en el turismo de su propiedad, mientras que los dos menores pasaron durmieron en casa de un familiar debido al peligro de derrumbre de su vivienda, según manifestaron los afectados a EL DÍA.

Ayer por la mañana, la vivienda, situada en la calle La Guancha número 32, fue visitada por el aparejador municipal que aconsejó el desalojo de la misma, ya que además existía un claro peligro de derrumbe de otras dos colindantes.

La casa fue apuntalada para evitar el desplome, en tanto que el recinto quedó precintado. Una vez se detectó el peligro acudieron al domicilio los bomberos de la Capital tinerfeña y una dotación de la Policía Local.

Ayer, los Servicios Sociales del ayuntamiento capitalino les ofreció la posibilidad de pasar la noche en el albergue municipal, pero debido a que el matrimonio tiene dos niños, de 8 y 6 años de edad, éstos desistieron.

Finalmente, desde el Consistorio se le manifestó que podían buscar una pensión donde pasar la noche y que los gastos correrían a cargo del Ayuntamiento. Varios vecinos colaboraron con la familia afectada en el traslado de los enseres. En cuanto a las causas del estado de la vicienda, se desconocen, pero fuentes de los bomberos dijeron que debido al mal estado de la misma se optó por su desalojo.

Incendio en Ofra

Por otra parte, un incendio declarado a las 09:00 horas de ayer en una vivienda en la séptima planta del edificio Guadil en la calle Hernán Cortés, en Ofra, movilizó al camión escala y un vehículo autobomba que con nueve agentes sofocaron las llamas en apenas quince minutos sin que hubiese que lamentar desgracias personales.

Por último, una dotación del mismo cuerpo acudió a sofocar el fuego en un turismo en la carretera general Santa Cruz - La Laguna.