Tenerife Sur
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Clavijo anuncia otra rebaja de tasas universitarias, de entre un 7% y un 37% leer
TENERIFE

El hotel Annapurna niega que arrastre deudas de 500.000 euros con sus empleados

Las Palmas de Gran Canaria, EFE
11/feb/19 19:08 PM
eldia.es
Trabajadores del hotel Annapurna concentrados a las puertas del establecimiento./Cedida

Las Palmas de Gran Canaria, EFE Los responsables del hotel Annapurna Ten-Bel, de Tenerife, han negado este lunes que arrastren una deuda de 500.000 euros con sus trabajadores o que hayan cometido ningún tipo de fraude contra su plantilla, como ha denunciado el diputado de Podemos en Canarias Manuel Marrero.

El pasado 2 de febrero, este diputado autonómico denunció a través de un comunicado de prensa la situación "vejatoria" y "desoladora" por la que, a su juicio, estaba pasando la plantilla del hotel Annapurna Ten-Bel, debido a supuestos retrasos en el pago de las nóminas o de los finiquitos de fin de contrato o despido.

"El dueño del hotel se dedica a contratar personal ofreciendo unos sueldos más altos que el resto de empresas, pero luego no paga, y después los despide sin abonarles el finiquito. Al denunciar los pagos por vía judicial se declara insolvente y ya tiene acumuladas más de 200 demandas", aseguraba Marrero en ese comunicado.

El presidente del grupo hotelero, Gustavo José Bethencourt Galván, se ha puesto en contacto este lunes con Efe para negar esas acusaciones y para avanzar que sus abogados preparan una querella por injurias y calumnias contra el diputado de Podemos.

"Es falso que se deba o que hayamos defraudado a trabajadores por 500.000 euros. Hemos despedido los trabajadores que no daban la talla con la nueva andadura del hotel después de darles todo tipo de oportunidades, o por actos muy graves durante su jornada laboral", explica Bethencourt en un comunicado, en el que precisa que el hotel prepara una alianza con una importante cadena internacional.

Según la versión de la empresa, a aquellos trabajadores despedidos que no aceptaron el finiquito que se les entregó, se le invitó a acudir a los tribunales, porque en Annapurna no aceptan "extorsiones ni cantidades millonarias que no se ajustan a Derecho", añade Bethencourt.

"Pese que en este último año hemos tenido que asumir millones de euros de derivaciones de responsabilidad, o de deudas de las anteriores gestoras, nuestra plantilla estable de no menos de 150 trabajadores cobra todo los meses, no tres o cuatro meses tarde, como les pagaban los anteriores gestores", dice.

Asimismo, el presidente del grupo hotelero alega que no es su culpa si "los Juzgados de lo Social tardan hasta más de un año en celebrar el juicio" en aquellos casos en los que han sido demandados por antiguos empleados.

"Estamos dando los pasos oportunos para adquirir el inmueble, consignando en breve los más de 25 millones de euros que debe Ten Bel a sus acreedores desde hace más de 14 años y tenemos los fondos necesarios para hacer viable el proyecto con nuestro 'partner' BT", manifiesta.

Bethencourt destaca que los actuales gestores del Annapurna Ten Bel quieren rehabilitarlo en su integridad, convirtiéndolo en "el proyecto hotelero más ambicioso de Canarias y un referente a nivel europeo", según desea nuestro socio internacional.

TENERIFE