Tenerife Sur

Un discapacitado paga por un vado siete veces más que en Santa Cruz

Queremos Movernos critica que el consistorio imponga una tasa de 750 euros el primer año por una reserva de aparcamiento, cuando en la capital la cuantía máxima es de 137 euros.
Raúl Sánchez, Güímar
9/mar/19 3:13 AM
Edición impresa
 

Raúl Sánchez, Güímar

El colectivo Queremos Movernos denuncia que una persona con discapacidad que necesite una plaza de aparcamiento reservada de cinco metros lineales debe pagar siete veces más en Güímar que en Santa Cruz de Tenerife. Esta asociación considera "abusivo" que el Ayuntamiento sureño imponga una tasa anual de 503 euros por una plaza de aparcamiento que en la capital de la Isla cuesta 71 euros al año, o 137 euros si se ubica en calles consideradas de primera o segunda categoría.

"Una persona que pida una plaza de aparcamiento reservada privativa de cinco metros lineales, por razón de su discapacidad, se enfrenta en Güímar al pago de una tasa anual de 503,60 euros, a lo que hay que añadir el primer año entre 120 y 150 euros por la colocación de la placa y el poste, así como unos 103 euros por la pintura, lo que suma un total de entre 726 y 756 euros ese primer año", critican.

Queremos Movernos lamenta que el consistorio sureño no prevea condiciones específicas para las plazas reservadas para personas con movilidad reducida ni tampoco bonificaciones que sí se aplican, por ejemplo, en Santa Cruz o La Laguna.

Esta asociación subraya la diferencia de precios existentes entre estos tres municipios: "Si ese mismo aparcamiento se solicita en La Laguna aplican, según figura en la ordenanza municipal, un precio anual en cualquier calle de 38,08 euros por metro solicitado", detalla el colectivo. Esto supone que una plaza de cinco metros lineales cuesta en la Laguna 190 euros al año, 2,6 veces menos que en Güímar.

Además, en La Laguna conceden "una bonificación del 100% de la tasa anual a quien tiene un grado de discapacidad superior al 65% y sus ingresos no superan en dos veces el salario mínimo interprofesional (SMI)". En el caso de Santa Cruz, esta bonificación del 100% se aplica a "quien tenga un grado de discapacidad superior al 33% y sus ingresos no superen 1,5 veces el SMI".

A juicio de Queremos Movernos, "los güímareros con discapacidad merecen un trato humano y de calidad, como cualquier ciudadano", y consideran que la situación actual respecto a estas plazas de aparcamiento es "lamentable e indignante".

"¿Saben en Güímar lo que cobra de pensión una persona con discapacidad? Con 503 euros se pagan varios años en Santa Cruz o La Laguna, y los postes, las placas y las pinturas tienen la decencia de no cobrarlas", lamentan.

El grupo de gobierno de Güímar prefirió ayer no hacer valoraciones sobre la diferencia de precios en las plazas de estacionamiento reservado para discapacitados.

Un vecino de Güímar paga 503 euros al año al ayuntamiento por la reserva de una plaza de aparcamiento de cinco metros lineales para estacionar el vehículo de una persona con discapacidad.