Tenerife

Cruz del Señor, 54 años después

La capital tinerfeña despedirá esta tarde a la Patrona de Canarias en la Alameda, si bien pernoctará en la Cruz del Señor antes de poner rumbo mañana a La Laguna.
Humberto Gonar
19/oct/18 6:27 AM
Edición impresa
 

La parroquia de La Concepción apura las últimas horas como santuario de la Patrona de Canarias antes de que continúe la peregrinación a La Laguna. Esta tarde finaliza de forma oficial la quinta visita de la Virgen de Candelaria a Santa Cruz, la primera en los últimos 16 años. Habrá que esperar a 2025 para que vuelva la Morenita a la capital.

Esta mañana continuará la visita de los colegios y el resto de la actividad, hasta las 18:30 horas. En ese momento, la Patrona, en el trono de la Concepción de La Laguna, se trasladará a la Alameda del Duque de Santa Elena, para la eucaristía que presidirá el obispo de la Diócesis, que contará con la participación del coro, orquesta clásica y solista que interpretará la Misa a la Virgen de Candelaria de Julio Navarro Grau, bajo la dirección del maestro Felipe Neri Gil.

Es la despedida oficial, pero la Patrona continuará en la ciudad hasta la mañana por la mañana. Eso sí, "en las periferias" de la parroquia de la Cruz del Señor, a donde se trasladará esta noche al término de la misa de la Alameda, para llegar esta medianoche.

Han transcurrido 54 años de la única vez que la Virgen de Candelaria visitó la Cruz del Señor. La vez anterior fue el lunes 28 de diciembre de 1964, cuando llegó a la plaza de la iglesia a las nueve de la noche, según recuerda el historiador Manolo Ramos en su libro "La viajera peregrina" (2009). Esta noche, durante el traslado, se vivirá otro momento histórico, el paso de la Patrona por la avenida de San Sebastián, hacia la avenida de Bélgica, recorrido inédito.

Desde La Concepción a la Cruz del Señor, la imagen sin su urna de metacrilato, para permanecer desde esta medianoche hasta las ocho de la mañana en la plaza de la iglesia, donde hoy se procederá a instalar una pequeña carpa.

El arcipreste de la Salud, Javier de la Rosa, explicó que cuando llegue la Patrona a Cruz del Señor, cuyo párroco es Esteban Vera, se celebrará una ofrenda floral a cargo de las comunidades parroquiales de San Juan Evangelista, en la Cuesta de Piedra; Santiago Apóstol, San Gerardo, La Salud, Fátima, San Alfonso María de Ligorio y la propia Cruz del Señor. A continuación se prevé la actuación de algunos grupos folclóricos, como Chincanayros, el de la zona de la ermita de La Candelaria y formación gomera de la Cuesta de Piedra, entre los que se intercalará la declamación de poesías. Seguirá una actuación del coro de El Chapatal, y un concierto del Ministerio de Música de la Renovación Carismática, entre otros momentos de la vigilia que se prolongará hasta las siete de la mañana. Todo, bajo la coordinación del arciprestazgo de La Salud, que hará suyo el objetivo trazado por el papa Francisco de llevar la iglesia a las periferias, a los barrios.

Los vecinos de la zona recordarán la ausencia del carismático Francisco Arteaga, párroco de la Cruz del Señor y delegado de Cáritas, que falleció el 29 de abril de 2005, tres años después de la última visita de la Patrona. De Paco Arteaga se recuerda siempre cuando desde el altar veía asomarse a alguien, levantaba el entrecejo y le invitaba a pasar. Ese espíritu de cercanía al encuentro del pueblo marca también esta visita.