Tenerife

La Virgen deja Santa Cruz hasta 2025

El agua marcó la celebración de la despedida de la Patrona de la capital tinerfeña, que reunió a más de 2.000 fieles.
D. Ramos/H. Gonar
20/oct/18 6:28 AM
Edición impresa

M ás de dos mil personas se dieron cita a partir de las 6 de la tarde de ayer desde La Concepción de Santa Cruz a la Alameda del Duque de Santa Elena para participar en el traslado de la Patrona y posterior eucaristía, para después dirigirse hasta la Cruz del Señor, última escala de la Virgen de Candelaria, que llegará hoy a La Laguna.

Antes del inicio, un chipichipi hizo temer por la celebración del acto. Una voluntaria restó importancia diciendo: "No pasa nada, va en la urna".

A las 18:00 horas el obispo de la Diócesis, Bernardo Álvarez, entonó una salve a la Virgen María y se convirtió en el primer peregrino en marcarse "los 3 vivas" a la Patrona. Tomó el testigo el delegado episcopal, que ya se sabe de carrerilla el Himno a la Patrona, y el trono de la Virgen salió por la puerta de la torre de la Concepción, sin la parte alta de las andas y al ritmo del himno que interpretaba la Banda Sinfónica, a las órdenes de Felipe Neri.

Haciendo el paseíllo, los miembros de las cofradías de la parroquia matriz, con alguna cara concida como Genaro Arteaga, el bailarín de El Toscal, estrella mediática en Georgia.

En su camino hasta la Alameda no faltó la venta de recordatorios como las conchitas o las tejitas de la Virgen. Sobre el escenario de Los 40 Principales se habilitó el altar cedido por la iglesia de San Francisco para la celebración de la eucaristía, que se hizo esperar porque la Virgen tuvo que utilizar un tramo de la avenida Francisco La Roche para sortear la entrada del túnel.

En ese momento llevaba una hora lloviendo en Candelaria, quizás por el desconsuelo por tener que esperar unas semanas más el regreso de la Virgen. El tiempo amainó y el obispo pronunció una breve homilía que recordó el cáncer de mama y la figura de la Virgen María como evangelizadora de Canarias.

Cuando acababa la eucaristía volvió a llover, lo que obligó a poner un plástico para proteger la imagen y a replantear el traslado a la Cruz del Señor.

Don Mauricio González, récord de visitas

Entre los participantes en la quinta visita de la Virgen a Santa Cruz destaca Mauricio González, en la actualidad párroco de La Concepción. En 1964 ya participó él siendo director del Seminario Diocesano y ha estado presente luego como vicario general de la Diócesis, además de ser responsable del templo que custodió esta semana a la Virgen.