Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Baja el consumo de alcohol en España pero crece el de tabaco y cannabis leer

La asociación de los barrancos de Güímar dice que el 'caso hoyos' está "estancado"

Santa Cruz de Tenerife, Europa Press
4/dic/18 10:09 AM
eldia.es
CEDIDA

La Asociación en Defensa de los Barrancos Saturnino García advierte que el 'caso hoyos' está "estancado" y por ello, exige el cumplimiento de la sentencia judicial que condena a los areneros y obliga a acometer la restauración paisajística.

El colectivo asegura que se ha reunido recientemente con el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y los consejeros insulares de Aguas y Política Territorial, Manuel Martínez y Miguel Ángel Pérez, respectivamente, y el encuentro "no arrojó luz" sobre la solución al problema.

A la asociación, además, no le "termina de convencer" el plan que maneja la corporación insular que pasa por dejar en manos de la justicia la aprobación de unos planes de restauración que deben ser aprobados por las tres instituciones competentes según la sentencia: Ayuntamiento, Cabildo y Gobierno de Canarias, junto a la propuesta de construir en uno de los cinco hoyos un embalse para aguas depuradas, y en otro, la base de un sistema hidroeléctrico a cargo de Red Eléctrica Española.

Si se diera este caso, "los beneficiarios volverán a ser los mismos que han expoliado los recursos naturales de Güímar", apuntan.

Además, el colectivo denuncia que aunque se ha prometido "de palabra" que de Güímar no saldrá un gramo más de árido, en el documento de modificación del Plan Insular de Ordenación Territorial en lo relativo a la ordenación de las actividades extractivas "no se menciona en ningún momento el caso particular de Güímar", por lo que teniendo en cuenta que la Ley de Minas considera la extracción un bien estratégico nacional, "no es posible afirmar con rotundidad que en un futuro no se volverá a reactivar la actividad".

Para la asociación, "la situación de deterioro en que se encuentra el barranco y su cauce es algo que debe ser una labor prioritaria, sobre todo para la corporación insular, pues no es descartable que una fuerte intensidad de las lluvias podría suponer un gran peligro para la población y causar graves destrozos".