Tenerife

Agate constata el repunte de la ganadería industrial en Tenerife

El secretario de la Asociación de Ganaderos de Tenerife, Santiago Cacho, celebra el relevo generacional en el sector y la entrada de nuevos inversores que apuestan por el vacuno.
Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife
16/dic/18 6:30 AM
Edición impresa
Agate constata el repunte de la ganadería industrial en Tenerife

Miguel Ángel Ruiz, S/C de Tenerife

El secretario de la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate), Santiago Cacho, asegura a EL DÍA que la ganadería industrial repunta en la Isla de Tenerife y que "se está incorporando con fuerza al sector", en especial en el vacuno. Cacho destaca que, "en muchos casos, no son ganaderos, sino empresarios que tienen capacidad económica para desarrollar una actividad extensiva e importante. En ganado vacuno se ha avanzado mucho y se han incorporado explotaciones modélicas como una ubicada en El Rodeo, con 200 vacas y previsiones de crecer hasta las 500 cabezas".

"En el Sur de Tenerife hay otro joven ganadero que a partir de enero va a meter el ganado, pero ya tiene la explotación hecha, con salas de ordeño muy modernas. En el sector de carne también hay ganaderos que están apostando por grandes explotaciones. Esto es muy importante ya que nos garantizan un importante suministro", explica Cacho.

"Esta carne pasa por el Matadero Insular; de ahí pasa a las carnicerías y, directamente, llega al consumidor sin tener que hacer 5.000 kilómetros en contenedores de frío", valora el presidente de Agate.

A juicio de Cacho, el relevo generacional también se está produciendo en Tenerife: "En el sector también se está metiendo mucha gente joven. Hay nuevas explotaciones y hay gente incluso que se incorpora sin tener que ver con el sector. Son empresarios con poder adquisitivo que ahora están invirtiendo en el sector primario".

Respecto a la legalización de explotaciones, Cacho Peña indica que "últimamente han salido bastantes explotaciones legalizadas en Tenerife. Esto era necesario, pues permitirá recibir ayudas para la modernización y mejorar todas sus condiciones de trabajo".

"La Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias ha cumplido a la hora de poder pagar todas las ayudas que estaban pendientes, incluso desde el año 2011. Se han puesto al día, poniendo mucho dinero en circulación, y eso ha transmitido nueva ilusión a los ganaderos", valora el representante de la patronal Agate.

En cuanto al Matadero Insular, Cacho señala que existe un proyecto de nuevo matadero que "es clave". A su juicio, el actual ha dado "un gran servicio, con dificultades y aciertos, pero es necesario que pueda funcionar en las mejores condiciones. En caso contrario sería terrible para el sector".

"Las explotaciones en Tenerife ahora mismo están libres de tuberculosis y, lo más importante, es que no hay denuncias ni por parte de la administración ni del Seprona", indica Santiago Cacho.

Agate también cuenta, desde hace cuatro años, con un programa junto al Cabildo de Tenerife para las explotaciones de caprino de toda la Isla. Unas 70 ya están en el programa, y una de las condiciones que tenían eran la mejora de las salas de ordeño, los tanques de frío y demás, "y eso se va cumpliendo".

Además, Cacho considera que "se han podido actualizar las ayudas que estaban pendientes de cobro con el sector ganadero local, salvo las ayudas del Posei de 2017". "El Cabildo también tiene una serie de ayudas que han sido solicitadas desde Agate como son las de las razas autóctonas, las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) y el programa de la calidad de la leche, entre otras. Es importante la labor de la Corporación insular con el sector. Es necesaria para poder avanzar y crecer especialmente para las pequeñas explotaciones", dijo.

Por último, Cacho comenta que "estamos preocupados con las ayudas del REA al cereal y al forraje, ya que el año pasado hubo desabastecimiento por acaparamiento del producto por parte de algunas empresas. Tememos que este año pueda volver a pasar, aunque se ha aumentado el balance. Existe temor a que los grandes importadores y ganaderos puedan desabastecer y suceda lo mismo que en 2017. El balance se debe garantizar todo el año y regularizar para que no se abra todo el cupo desde enero".