Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Clavijo anuncia otra rebaja de tasas universitarias, de entre un 7% y un 37% leer

Los últimos vestigios del franquismo

Los ayuntamiento afectados por el mandato del Ministerio de Justicia, que exige acelerar la eliminación de los homenajes al régimen franquista de sus calles, plazas y monumentos, afirman que cumplen.
O.G./D.R./R.S.
9/feb/19 6:20 AM
Edición impresa

O.G./D.R./R.S.

L o que para algunos es un claro ejemplo de justicia, para otros solo forma parte del "juego político". En medio, sin embargo, lo que existe es una decisión firme del Ministerio de Justicia: hay que eliminar cuanto antes los homenajes al régimen franquista que aún existen en calles, plazas y monumentos de cinco municipios tinerfeños.

Uno de ellos es Santa Cruz de Tenerife. A pesar de la insistencia de su concejal de Cultura, José Carlos Acha, en que la capital "cumple" con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica , y lo argumenta con los pasos que ha dado el consistorio durante los últimos años, lo cierto es que aún mantiene, entre otras cosas, el monumento que se ha convertido en santo y seña de la lucha contra los vestigios del franquismo: la escultura de Juan de Ávalos, en la avenida de Anaga.

Acha reconoce que el ayuntamiento "no tiene" aún definido qué va a pasar con esa controvertida obra, sobre la que existen dos informes que ensalzan sus valores artísticos por encima del significado "político" que pueda tener.

Y se espera, además, por otro que debe elaborar el equipo de expertos que encabeza la catedrática de Historia del Arte Maisa Navarro, que también revisa todo el callejero de Santa Cruz en busca de calles "franquistas".

"Es un ejemplo más de que la capital cumple con la legalidad. Es verdad que hasta este mandato no ha sido de manera sistemática, pero desde la etapa de Miguel Zerolo se han hecho cosas como el cambio de nombres de algunas calles o la retirada de placas como la del primer muerto de la Guerra Civil", remarca.

Y ya en este mandato, añade, se creó la Comisión de Estudio de la Ley de Memoria Histórica, y, más recientemente, se nombró a José Carlos Schwartz, el último alcalde republicano de Santa Cruz, Hijo Predilecto de la ciudad, entre otras actuaciones.

La Laguna es otro de los municipios a los que se ha dirigido el Ministerio de Justicia. Aunque la carta recibida por el consistorio -a la que ha tenido acceso este periódico- no precisa cuáles son esos vestigios del franquismo a retirar, existen al menos cuatro casos, según indican varios expertos consultados. Fuentes oficiales del Ayuntamiento lagunero apuntaron ayer, por su parte, que esta institución "ha adoptado todos los acuerdos necesarios para dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica".

Una de esas huellas es la calle Ernesto Ascanio y León Huerta -ubicada junto al convento de Las Claras-, dado que se trata de uno de los voluntarios del golpe de Estado del 18 de julio de 1936. Si bien es más intangible que lo anterior, también están las medallas de bronce de La Laguna que recibieron, en general, los voluntarios golpistas. Otros dos casos se encuentran en las iglesias de La Concepción (una placa en homenaje a Franco) y Valle de Guerra (unas referencias a José Antonio Primo de Rivera en un recordatorio a los muertos por el bando franquista), por los que Unid@s se Puede anunció hace unos meses que presentaría un escrito al Obispado de Tenerife.

En el Norte de Tenerife, los tres municipios que al menos de forma oficial conservan algunos vestigios del franquismo en el espacio público son Garachico, El Tanque y San Juan de la Rambla.

La alcaldesa ramblera, Fidela Velázquez (PSOE), niega que, tal y como sostiene el Ministerio de Justicia, en su municipio queden calles o plazas que rindan homenaje al franquismo: "Creo que no tienen actualizados los cambios, quedaba la avenida José Antonio, en el casco de San Juan, pero su nombre se cambió en un pleno el año pasado e, incluso, fuimos más lejos y retiramos a Franco el título de hijo adoptivo".

"Quizás nos ha faltado comunicarlo de forma oficial al ministerio, pero hace alrededor de una semana hemos contestado a su carta", aseguró Velázquez.

Desde Asamblea Unificada del Pueblo-Sí se Puede (AUP-SSP) lamentan este apercibimiento a San Juan de la Rambla "tras el compromiso del grupo de gobierno (PSOE) de abrir un proceso participativo, después de que insistiéramos el año pasado en la moción ya presentada desde 2016, para el cambio de nombre de la avenida José Antonio, que hace referencia al fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera".

El alcalde de Garachico, José Heriberto González (CC), detalla que en la localidad había dos calles y una plaza con nombres relacionados con el franquismo: las calles Calvo Sotelo y 18 de Julio, y la plaza José Antonio Primo de Rivera. "Hace un año se le cambió el nombre en un pleno después de seguir el procedimiento oportuno, pero solo falta poner los rótulos con los nuevos nombres: las calles Leonardo Torriani y Trevejo, y la plaza del Castillo.

En el caso de El Tanque, el alcalde, Román Martín (PSOE), también se mostró sorprendido por el pronunciamiento del Ministerio de Justicia: "Nosotros no tenemos identificado ningún vestigio ni símbolo del franquismo, pero intuimos que como hay una calle que se llama José Antonio, habrán entendido que está relacionada, aunque oficialmente no lleva apellidos. No tenemos ningún problema en iniciar el procedimiento jurídico para adaptarnos y solventar esta incidencia, de forma coordinada también con los vecinos afectados".